El Gobierno está estudiando cómo repatriar a los ciudadanos españoles que se encuentran confinados en la ciudad China de Wuhan, en la provincia de Hubei, debido al brote de coronavirus que ha causado la muerte de, al menos, 80 personas y afecta ya a 2.744.

Los trámites de repatriación se llevarán a cabo, de manera conjunta, desde el Ministerio de Sanidad y el de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Así lo han anunciado sus titulares, Salvador Illa y Arancha González Laya.

"Estamos trabajando con Salvador Illa, nuestro consulado en Pekín y las autoridades chinas y europeas para repatriar a la veintena de españoles que se encuentran en Wuhan, epicentro del coronavirus", ha destacado la ministra de Asuntos Exteriores en su cuenta de Twitter.

 

Por su parte, el titular de Sanidad ha apuntado en una entrevista en 'Cadena Ser' que su departamento se está coordinando con el de Exteriores para diseñar un protocolo para traer de vuelta a los españoles que se encuentran en Wuhan. Además, un gabinete sanitario se reúne a diario para analizar la evolución de este brote.

Así mismo, ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" sobre la llegada del coronavirus a nuestro país, asegurando que "España está preparada para afrontar la crisis" y que, de momento, no se ha detectado ningún caso.

Los españoles en Wuhan piden ayuda

Pedro Morilla, director deportivo, y Oliver Cuadrado, preparador de porteros, están aislados en Wuhan junto a otros siete compañeros. "Lo mejor para nosotros es estar en España y conservar la salud", ha señalado Morilla. "Cada día que pasa se hace un poquito más duro", apunta Cuadrado.

En total, en torno a una veintena de españoles que a día de hoy no pueden marcharse del epicentro del brote. Apenas salen de casa para comprar agua y comida y siempre siguiendo las recomendaciones de las autoridades chinas. "Uso de mascarillas, higiene, no tener contacto físico con animales, ni con personas", añade Morilla.

Por ello, y porque sus familias están en España, preocupadas por lo que pueda pasar, han pedido al Gobierno que actúe. "Queremos que nos ayude a repatriarnos a España en estos momentos y someternos los controles que ellos crean oportuno porque es lógico y normal", destaca Molina. Llevan varios días de aislamiento y aunque, están tranquilos, han reconocido que según va pasando el tiempo es más complicado mantener esa calma.