Finlandia ha abierto una investigación por una violación de su espacio aéreo por parte de una aeronave oficial rusa. Según ha informado el Ministerio de Defensa finlandés, este sería el segundo incidente de este tipo que se produce en un mes.

Los hechos han ocurrido sobre las 10:40 de la mañana hora local, cerca de las localidades de Kesälahti y Parikkala, junto a la frontera fino-rusa.

Según recogen medios locales, se trata de un helicóptero militar ruso Mi-17 que se adentró unos 4 kilómetros en territorio finlandés, aunque las autoridades no han querido desvelar cuánto tiempo sobrevoló el espacio aéreo del país nórdico.

El incidente ha ocurrido el mismo día que las Fuerzas Armadas finlandesas realizan unas maniobras militares en el oeste del país, en las que también participan tropas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Estonia y Letonia.

Pero este no es el único caso. El pasado 8 de abril, el Ministerio de Defensa finlandés denunció otra violación de su espacio aéreo, en este caso por parte de un avión oficial ruso.

El aparato, un Ilyushin IL-96-300 que salió de Moscú y se dirigía a Berlín, según el sitio Flightradar24, sobrevoló el espacio aéreo finlandés durante unos tres minutos cerca de Porvoo, a unos cincuenta kilómetros de Helsinki.

Entonces, el ministro finlandés de Defensa, Antti Kaikkonen, declaró que Finlandia "siempre" se toma en serio las violaciones de su espacio aéreo: "Nuestra capacidad de vigilancia territorial es buena y detectamos todas las violaciones y somos capaces de responder a ellas de manera efectiva", afirmó el ministro.

Finlandia y Suecia piden un corto proceso de ratificación si entran en OTAN

En este contexto, las primeras ministras de Suecia y Finlandia, Magdalena Andersson y Sanna Marin, se debaten sobre si pedir entrar en la Alianza. Ambas mandatarias han defendido que la mejor garantía de seguridad en caso de que ambos países pidan ingresar en la OTAN sería un rápido proceso de aprobación por parte del conjunto de países miembros.

"La cuestión clave es mantener el proceso de ratificación lo más corto posible, sería en interés de todos, sería la mejor garantía de seguridad posible", ha dicho en rueda de prensa la líder finlandesa.

L a OTAN ha iniciado ya un proceso acelerado, que podría reducir a dos semanas la invitación formal a ambos países si presentasen una solicitud de ingreso, que luego debería ser aprobada por todos los Estados miembros.

La invasión rusa en Ucrania iniciada hace dos meses ha provocado que tanto Suecia como Finlandia hayan reconsiderado su relación con la OTAN, de la que son aliadas aunque no países miembros.