La Navidad toca a su fin y la tercera ola de la pandemia de coronavirus parece avivarse en toda Europa. Muchos países han empezado a notificar un aumento en el número de contagios y hospitalizaciones por lo que se han decidido a decretar nuevas medidas para tratar de contener el avance del virus.

Es el caso de Reino Unido, donde se ha decretado un confinamiento extremo, con el cierre de escuelas incluido. El país rebasa de nuevo su máximo histórico de casos diarios de COVID-19 con cerca de 61.000 nuevos contagios. Se trada de la tercera jornada que el país registra más de 50.000 casos diarios.

También en Escocia han optado por recrudecer las medidas y durante este mes de enero no se podrá salir de casa más que para "propósitos esenciales". La ministra principal, Nicola Sturgeon ha llegado a afirmar que está "más preocupada que nunca por la situación desde marzo del años pasado".

Alemania también se enfrenta a semanas de restricciones sociales y de movimiento y amplía las que ya existían. Las que entraron en vigor el pasado noviembre continuarán hasta el próximo 31 de enero, como son el cierre de comercios y locales no esenciales o los colegios.

La movilidad en aquellas regiones donde la tasa de incidencia acumulada sea mayor a los 200 casos por cada 100.000 habitantes no podrán abandonar su lugar habitual de residencia en un radio de 15 kilómetros. Además, en las reuniones de amigos o familias solo podrán celebrarse con una persona externa al núcleo familiar.

En Italia, donde se han registrado más de 15.000 nuevos casos y 649 muertos el último día, el doble las cifras de la jornada anterior, se ha decidido retrasar el regreso a las aulas hasta el día 11 de enero (y no el siete, como estaba previsto). Además, la situación de cada región volverá a definirse por colores, en función del nivel de gravedad, y se aplicarán medidas más extremas en las zonas donde la tasa de contagio sea mayor.

En Francia los contagios también se han disparado tras el efecto navideño, superando los 20.400 casos en el último día y registrando una tasa de positividad del 5,4%. En el país también se eleva el número de pacientes hospitalizados por la enfermedad, aunque desciende ligeramente el número de pacientes en UCI por coronavirus.

Ante esta situación, hace unos días que el Gobierno decidió ampliar el toque de queda desde las 18:00 horas en las zonas más afectadas

Además, tras las criticas recibidas por la lentitud de la campaña de vacunación, el Ejecutivo francés ha anunciado que extenderá la campaña y abrirá nuevos centros de vacunación en los próximos meses.

En Grecia, donde las medidas del confinamiento se relajaron para poder celebrar las fiestas, vuelven a fijar restricciones para que la reapertura de los colegios se haga con mayor tranquilidad. Por eso, hasta el 11 de enero quedan cerradas las peluquería, librerías y tiendas. Allí no se permite salir de casa desde las 21:00 horas.