Detrás de la renuncia de Mario Draghi como primer ministro de Italia el pasado 21 de julio podría estar nada menos que la Rusia de Vladimir Putin. Es lo que revela el periódico La Stampa, citando informes de Inteligencia.

Todo se remontaría al pasado mes de mayo. La ultraderechista Liga de Matteo Salvini, uno de los socios que dos meses después acabaría negando su apoyo al Gobierno, comienza una campaña contra Draghi por el envío de armas a Ucrania.

Un importante funcionario de la embajada rusa se habría puesto en contacto entonces con uno de los asesores de Salvini.

A él le habría preguntado directamente si sus ministros estarían dispuestos a dimitir y dejar caer al gobierno italiano. Algo que pondría en evidencia, apunta la Inteligencia Italiana, el interés ruso por desestabilizar el país.

Por esto piden que Salvini comparezca en el Parlamento italiano para dar explicaciones, sin embargo, él no habría sido el único. Según publica el periódico la Repubblica, el embajador ruso habría contactado con Silvio Berlusconi en plena crisis de Gobierno.

Su partido también acabó retirando su apoyo a Draghi, pero él niega esta información, al igual que Salvini: "Es gravísimo que se difundan fake news".

Mientras que la mayor parte de partidos, ya en plena campaña, pide explicaciones en el Parlamento. "Queremos saber la verdad", ha declarado Enrico Letta, líder del Partido Democrático.

Quieren saber si Putin ha estado detrás de la caída de Draghi, sabiendo además que Salvini es un declarado seguidor del líder ruso.

Berlusconi asegura que nunca habló con el embajador de Rusia en Italia

El exprimer ministro italiano y presidente del partido Forza Italia, Silvio Berlusconi, ha negado haberse reunido o haber mantenido conversaciones en el pasado con el embajador de Rusia en Italia, Sergei Razov, y ha tildado las acusaciones vertidas en su contra de "infundadas".

Así, la formación del exmandatario italiano ha defendido su actuación y ha insistido en que mantener contactos con el embajador habría ido "en contra de las creencias del partido".

"Nunca ha habido una llamada telefónica o un encuentro entre Berlusconi y el embajador. Eso son auténticas 'fake news', otra demostración de los ataques que se vierten contra Forza Italia y otras fuerzas de centro-derecha de forma totalmente infundada", ha declarado, por su parte, el coordinador nacional del partido, Antonio Tajani, según informaciones de la agencia de noticias 'Adnkronos'.