Tim Spector, epidemiólogo del King's College London, ha alertado en su perfil de Twitter de que "una de cada cinco personas con coronavirus presentan síntomas menos comunes que no figuran en la lista oficial del Sistema del Salud Público de Reino Unido (PHE), como las erupciones cutáneas".

En este sentido, ha destacado que está habiendo "un número creciente de 'lenguas covid' o extrañas úlceras en la boca", una afirmación que ilustra con una imagen de cómo es una 'lengua covid' de un positivo en COVID-19. Así, el experto pide que a aquellos que tengan "síntomas extraños, o incluso solo dolor de cabeza y cansancio", se queden en sus casas.

 

David Strain, médico del Royal Devon and Exeter Hospital en el Reino Unido, corrobora la información de Tim Spector. El doctor, que ha hablado con 'HuffPost UK', ha asegurado que la 'lengua covid' es un síntoma que ve en los pacientes del hospital contagiados "con bastante frecuencia".

"Al principio lo tratábamos como si fuera candidiasis oral, pero el tratamiento no tenía ningún efecto en el paciente. Ahora simplemente lo observamos y notamos que mejora, por lo general casi al mismo tiempo que mejora el sentido del gusto de los pacientes contagiados", ha señalado.

Según indica el Servicio Nacional de Salud (NHS) en su página web, los tres síntomas más comunes de los contagiados de COVID-19 son la fiebre, la tos continua y la pérdida de olfato o gusto. Además, en España se incluyen otros síntomas como la dificultad para respirar, la diarrea, el dolor muscular o de garganta.

Disfagia y desnutrición, otros síntomas desconocidos del coronavirus

Boticaria García habló en laSexta de otros dos síntomas desconocidos del coronavirus: la disfagia, es decir, la dificultad para tragar, y la desnutrición. Fue en junio de 2020 cuando se observó en un estudio la relación entre el COVID-19 y la disfagia en los pacientes ingresados en un hospital.

La disfagia, que consiste en la dificultad para tragar alimentos, puede acarrear desnutrición. Así lo explicó Boticaria García, que afirmó que "al tragar tienes que coordinar un montón de músculos con el cerebro", por lo que "hay gente contagiada que tiene dificultad" en coordinarlo, e incluso y hay "enfermedades degenerativas que tienen ese problema".

Además, en mayo de 2020 la OMS incluyó la dificultad de hablar o moverse como nuevos síntomas del coronavirus, advirtiendo que se pueden dar en personas de cualquier edad y en noviembre de 2020 puso nombre al agotamiento, sensación de indefensión o preocupación durante la segunda ola: la fatiga pandémica, un estado de ánimo que viene dado por el miedo al contagio, la falta de contacto con nuestro entorno o la incertidumbre ante una situación tan cambiante.