A pesar de las bombas y el asedio ruso al pueblo ucraniano, la vida sigue adelante para la población. También el amor, que aunque desprovisto de las galas y de la celebración que merece, no deja de resultar emotivo.

Es la imagen que hemos visto de una pareja que ha contraído matrimonio en un refugio antibombas en Ucrania. La ceremonia civil se ha celebrado en el municipio de Avangard, de la región costera de Odessa, de la que estamos oyendo hablar este jueves precisamente, debido a la amenaza inminente de invasión rusa desde el mar Negro a la ciudad con el mismo nombre.

Según ha publicado la propia corporación municipal en su perfil oficial de Facebook, el oficio se comenzó a celebrar a las 10:15 de este miércoles, pero tanto los novios como el resto de acompañantes tuvieron que refugiarse tras sonar las alarmas antiaéreas.

Ya en el refugio, apuntan, "Vladislav y Natalia se convirtieron oficialmente en marido y mujer".

En el vídeo se aprecia como los novios, tras firmar su compromiso, se besan felices. Una escena inevitablemente emotiva en el momento en el que el resto de personas acompañantes en el refugio, arrancan en aplausos y vítores a la pareja.

También se aprecia que todos, incluida la novia, viste con ropa informal y su único atuendo nupcial es un ramo de flores. El novio porta un uniforme de policía, su ocupación según explica la publicación, que ha aprovechado para felicitar a la pareja con una proclama por la de resistencia: "¡El consejo de la aldea de Avangard les desea a los recién casados ​​una vida matrimonial pacífica y feliz! Vladislav sirve en la policía y defiende a nuestro país. Esperamos que pronto, con la victoria, los recién casados ​​​​celebren la boda con su familia y amigos. ¡Mientras nacen niños en Kiev durante el bombardeo, nuevas familias nacen en Vanguard!.¡¡¡Gloria a Ucrania!!!", remata el comunicado.

A las puertas del mar Negro

Avangard se encuentra a escasos kilómetros de la ciudad costera de Odessa, que está a punto de verse asediada por las tropas rusas, según ha anunciado este jueves el presidente ucraniano, Volomir Zelenski.

Se trataría de la continuación de esta ofensiva que ya ha conseguido hacerse con el control de Jersón, una ciudad estratégica por su puerto. Ahora, ha relatado Zelenski, las fuerzas del Kremlin intentan acceder a Odessa: "Querían destruir nuestra Odessa, pero sólo la verán desde el fondo del mar Negro, porque están en el fondo", ha reseñado.