El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes que no asistirá el próximo 20 de enero a la toma de posesión de su sucesor, el demócrata Joe Biden.

"A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de posesión el 20 de enero", dijo Trump en un tuit.

Han tenido que pasar dos meses hasta que Donald Trump reconoció la victoria de Biden, y lo hizo después de que se produjera el asalto al capitolio. Sin embargo, y pese a que garantizó una "transición de poder tranquila y sin problemas", se convertirá en el cuarto presidente saliente que no acude a este acto en la historia de EEUU y es algo que no ocurría desde hace 150 años.

 

En otro mensaje anterior, el gobernante saliente había mandado un mensaje a sus seguidores: "Los 75 millones de grandes patriotas estadounidenses que votaron por mí, Estados Unidos primero y hacer grande a Estados Unidos otra vez, tendrán una voz gigante en el futuro". "¡No se les faltará el respeto ni serán tratados injustamente de ningún modo, manera o forma!", agregó.

Trump se ha pasado los últimos dos meses, desde que se conocieron los resultados de las elecciones, denunciando irregularidades en las elecciones y un presunto fraude que no ha podido demostrar.