El Congreso de EEUU contará a partir de enero con la primera activista del movimiento 'Black Lives Matter'. Se trata de la demócrata Cori Bush, que llega después de un año marcado por las protestas encabezadas por ese grupo contra el racismo y la brutalidad policial.

Bush, una enfermera de 44 años, ha hecho además historia como la primera mujer negra que representa al estado de Misuri en el Congreso, y se enmarca en el ala izquierdista del Partido Demócrata, como las integrantes de la llamada 'Brigada' a la que pertenece Alexandria Ocasio-Cortez.

La congresista forma parte de un récord de 318 mujeres que compitieron este año por escaños en la Cámara de Representantes o el Senado federal, de las cuales 117 eran mujeres de raza no blanca.

Tras conocerse su victoria, la congresista electa se ha dirigido a "todos los olvidados, marginados y apartados" para decirles que "este es nuestro momento": "Nos unimos para poner fin a una dinastía familiar de 52 años".

 

"Mike Brown fue asesinado hace 2.278 días. Salimos a las calles durante más de 400 días en protesta. Hoy, llevamos esta lucha por Black Lives de las calles de Ferguson a los pasillos del Congreso. Obtendremos justicia", ha lanzado en otro mensaje de Twitter.

Brush ha querido recordar también a Shirley Chisholm, la primera mujer negra elegida al Congreso hace 52 años. "Hoy me convertí en la primera mujer negra elegida para representar a Misuri en el Congreso. Estamos en 2020, no debería ser la primera, pero es un honor para mí asumir esta responsabilidad", ha zanjado.