Joe Biden asegura estar "contento" y que los demócratas "vamos por buen camino para ganar las elecciones". Aún así, ha pedido paciencia "hasta que se acabe el duro trabajo de recuento" porque aún faltan varios estados por escrutar debido, sobre todo, al voto anticipado.

"Ni yo ni Donald Trump podemos proclamar al ganador de las elecciones, es decisión de los ciudadanos", ha dicho en su comparecencia -de apenas unos minutos pasadas las 6.30 de la mañana hora española- desde Delaware, con su mujer, y ante un público entregado.

Asimismo, Biden ha reconocido que Georgia sigue en juego: "Tenemos buena sensación con Wisconsin y Michigan y vamos a ganar Pennsylvania". Estos tres estados son clave para la carrera a la Casa Blanca, aunque los resultados puede que no se conozcan hasta mañana o, incluso, hasta el viernes debido al voto por correo.

La carrera hacia la Casa Blanca está muy igualada. Por el momento, el demócrata cuenta con 220 votos y Trump, con 213. Sin embargo, Joe Biden cree que su partido va por un buen "camino para ganar las elecciones". Así se ha pronunciado en su cuenta de Twitter.

 

El candidato demócrata cuenta con una breve ventaja sobre Trump, aunque el candidato republicano se ha hecho con dos estados importantes: Florida y Ohio.

A pesar de que todavía no hay nada decidido, el actual presidente ya se ha proclamado ganador en una comparecencia ante los medios. "Estábamos preparándonos para una gran celebración, estábamos ganándolo todo y de repente se cancela todo, los resultados han sido fenomenales y estamos preparándonos literalmente. La gente de este país ha salido en cantidades récord en apoyo a nuestro movimiento, hemos ganado en estados en los que no esperábamos", ha dicho al respecto.

Además, el magnate asegurado que recurrirá al Tribunal Supremo para denunciar un presunto "fraude" en su contra. "Esto es un fraude al público americano, es una vergüenza para nuestro país, estábamos preparándonos para ganar estas elecciones, sinceramente hemos ganado estas elecciones", ha señalado desde la Casa Blanca.