La activista demócrata y transgénero Sarah McBride ha ganado la carrera al Senado en el estado de Delaware, según proyecciones de medios estadounidenses. De esta manera se convierte en la primera persona que se identifica como transgénero en ocupar un escaño en la cámara alta de un estado norteamericano.

Activista por los derechos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y queer (LGTBQ), ha obtenido más del 90% de los votos, con 7.902, según ha adelantado 'The New York Times'.

"Lo hemos hecho. Hemos ganado las elecciones generales. Gracias, gracias, gracias", ha celebrado a través de su cuenta de Twitter. Una victoria que, espera, "muestre a los niños de la comunidad LGTBQ que nuestra democracia es lo suficientemente grande para ellos también".

Asimismo, ha destacado en redes sociales que "es hora de ponerse a trabajar para invertir en las políticas que marcarán la diferencia en nuestras familias trabajadoras" mientras Delaware sigue luchando contra la pandemia de coronavirus.

 

McBride fue becaria en la Casa Blanca durante la Presidencia de Barack Obama entre 2009 y 2017. Antes de ser elegida senadora en Delaware, la joven ya había hecho historia al convertirse en 2016 en la primera persona abiertamente transgénero en dar un discurso en la Convención Nacional Demócrata.

Además de elegir al presidente, los estadounidenses eligieron el martes a los 435 miembros de la Cámara de Representantes y renovaron un tercio de los cien escaños del Senado, así como a numerosos gobernadores y legisladores a nivel estatal. Es en este último grupo en el que se encuentra McBride, que representará a un pequeño distrito urbano de la zona más norteña de Delaware en el Senado estatal.