El vídeo que Feroza Aziz ha publicado en Tik Tok comienza con ella explicando cómo conseguir pestañas más largas empleando un rizador.

Pero se trata de una tapadera, ya que, en realidad, va a hablar de los abusos sufridos por la comunidad musulmana en los "campos de concentración" de China.

"Están almacenando a musulmanes inocentes dentro, separando a las familias, secuestrándoles, asesinándoles, violándoles, forzándoles a convertirse a otras religiones", alega en el vídeo Aziz.

La joven, de origen afgano-americano, se refiere a los centros de detención chinos en los que se 'interna' a miembros de la comunidad uigur, y a los que desde Beijing se refieren como "centros de entrenamiento vocacionales" o "centros de formación profesional".

En relación a estos, el pasado 4 de febrero, Amnistía Internacional emitió un comunicado por el cual pedía a la ONU que tomara acción y "pusiese fin a las detenciones masivas practicadas por China en Sin-kiang".

"En esos campos, estas personas son sometidas a adoctrinamiento político forzado, malos tratos y, en algunos casos, tortura, y son obligadas a renunciar a su fe", afirmaba la organización, señalando que "hasta un millón de miembros de la comunidad musulmana túrquica están siendo detenidos arbitrariamente".

Una violación de los derechos humanos continuada que Aziz ha comparado con el Holocausto sufrido por la comunidad judía a manos del régimen nazi.

"La gente que está yendo a estos campos de concentración rara vez sale con vida. Esto es otro Holocausto, pero nadie está hablando de ello", ha denunciado Feroza Aziz.

Su vídeo, que ya se ha compartido en diferentes plataformas, como Instagram, acumula más de un millón y medio de reproducciones. Ahora, la joven insiste en que lo importante es que la gente, especialmente los jóvenes, "conozca qué sucede en China".

Suspensión temporal de su cuenta

Poco después de la publicación del vídeo, la cuenta de Tik Tok de Feroza Aziz (@getmefamouspartthree) fue "suspendida temporalmente" de la plataforma.

La joven, tal y como ha explicado a la cadena estadounidense 'CNN', ha achacado esta suspensión a un censura por parte de Tik Tok, "una señal de que está siendo discriminada por parte de la compañía, propiedad de la empresa con base en Beijing ByteDance".

Sin embargo, Tik Tok ha negado tal acusación y ha confirmado a 'Business Insider' que la cuenta fue suspendida temporalmente tras detectarse que en un vídeo publicado por Aziz aparecía una fotografía de Osama Bin Laden.

Además, desde la compañía han pedido disculpas a la joven por suspender su cuenta, lo que han considerado "un error".

"Nuestra forma de moderación respecto a la suspensión de cuentas está diseñada para proteger de la propagación de comportamientos maliciosos coordinados, y está claro que esa no era la intención aquí", ha declarado Tik Tok.

Tanto la cuenta como los vídeos ya están disponibles de nuevo.