El Senado italiano ha dado este jueves luz verde para juzgar al líder ultraderechista Matteo Salvini por el bloqueo al desembarco durante semanas del 'Open Arms' el verano pasado.

Salvini podrá ser procesado por supuestos abusos contra los migrantes por haber decidido cuando era ministro del Interior retrasar el desembarco de 150 migrantes y refugiados rescatados por el barco de la ONG Open Arms en agosto de 2019.

La votación en el Senado sobre la propuesta para confirmar la inmunidad de Salvini ha sido rechazada con 149 votos en contra y 141 votos a favor, según ha informado el diario italiano 'La Repubblica'. Salvini ya no tiene el escudo de la inmunidad ni como parlamentario ni como exministro

La Fiscalía italiana se opuso al exministro y permitió atracar al barco en el puerto de Lampedusa, el 20 de agosto, tras vivir semanas de situaciones extremas.

Salvini sigue defendiendo su gestión del Open Arms, asegura que el barco superaba el número límite de inmigrantes a bordo y asegura estar tranquilo porque, según él, no cometió ningún delito.

"Lo volvería a hacer"

A través de su cuenta en la red social Twitter, Salvini ha cargado contra "los cobardes, los contrabandistas y los que prefieren el sillón a la dignidad". "Estoy orgulloso de haber defendido a Italia: lo volvería a hacer y lo volveré a hacer", ha manifestado.

Así, ha recalcado que "en este julio los desembarcos son seis veces mayores que los del mismo periodo hace un año, con la Liga en el Gobierno". "Avanzo con la cabeza bien alta y con la conciencia tranquila, y miraré a mis hijos a los ojos porque he cumplido mi deber con determinación y sentido común", ha zanjado.

 

Por su parte, Open Arms, la ONG española con sede en Cataluña, en Badalona, ha celebrado la decisión y ha dicho que el voto asume un valor universal porque se ha rechazado "una visión del mundo y de la política" que ha preferido "la omisión del socorro y el rechazo por poder al rescate".

 

La votación del Senado no implica su enjuiciamiento directo sino que esto dependerá de una audiencia preliminar en el Tribunal de Palermo (sur) en la que se deberá decidir si se manda a juicio al líder de la Liga o si, por el contrario, se archiva la causa. Los fiscales del caso mantienen que la actuación de Salvini puede llegar a considerarse como secuestro de personas en un barco.

El exministro del Interior defiende que su intervención era una forma legítima de intentar obligar a la Unión Europea a compartir la carga de los refugiados y migrantes llegados a las costas italianas.

En febrero, el Senado dio luz verde a los procedimientos penales contra Salvini en un caso similar referido al retraso del desembarco en julio de 2019 de 131 migrantes que estaban en el 'Gregoretti', un buque de la Guardia Costera italiana. La vista preliminar del juicio por el desembarco de los migrantes del 'Gregoretti' está prevista para octubre.