El gesto de Beatrix von Storch, del partido de extrema derecha Alternativ für Deutschland (AfD) durante una sesión del Bundestag ha desatado la controversia. La diputada, nieta de un ministro nazi, realizó un gesto con la mano a la altura de la garganta, que ha sido entendido como una amenaza de muerte.

Von Storch realizó este movimiento -a menudo utilizado para emular cortarle el cuello a alguien- durante la intervención del diputado del SPD Johannes Kahrs en el debate de los presupuestos, un momento que el partido de este compartió en Twitter, tachando las imágenes de "escenas absolutamente indignas".

No obstante, en la secuencia completa del vídeo, también compartida en redes sociales por el grupo parlamentario socialdemócrata, se observa a Kahrs hacer un gesto similar, con la mano a la altura del cuello, mientras dice: "Los extremistas de derecha me tienen hasta aquí".

Tras esto, Von Storch realiza el gesto de la polémica, parecido al de Kahrs pero moviendo la mano, plana, de un lado al otro del cuello. La polémica está servida en las redes, donde algunos usuarios defienden que la diputada no hizo sino imitar el el gesto de él, mientras que otros han visto en su actitud agresiva una amenaza hacia el parlamentario.

 

Ella, por su parte, ha respondido a la publicación del SPD asegurando que se dirigía a la vicepresidenta del Bundestag Claudia Roth, para pedirle que llamara al orden a Kahrs. "Roth pasó por alto el insulto de Kahrs. Ese es el escándalo", escribió.