Nueva agresión policial durante las protestas por la muerte de George Floyd en Nueva York. Ha ocurrido en Buffalo, cuando un hombre de 75 años se acercó a una fila de agentes.

Según se observa en el vídeo publicado por el medio local WBFO, dos de los agentes le empujan y lo tiran al suelo. El hombre queda tendido en el suelo, inconsciente y con un charco de sangre alrededor de su cabeza. Al impactar contra el suelo se llega incluso a oír el fuerte golpe. Tras la agresión, los agentes pasan de largo y dejan al hombre herido en el lugar.

El hombre, que fue hospitalizado, permanece "estable". Según informa la radio pública local WBFO, la policía aseguró en un principio que el hombre resultó herido después de tropezar y caer. Finalmente, los agentes han sido suspendidos de sueldo.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, calificó lo ocurrido de "injustificado" y "completamente vergonzoso". "Los oficiales involucrados deberían ser suspendidos de inmediato en espera de una investigación formal. Los oficiales de policía deben hacer cumplir la ley, no abusar de ella", señaló en un tuit.

 

Manifestaciones pacíficas y actos de homenaje

No osbtante, salvo esta agresión e incidentes puntuales, la jornada ha estado protagonizada por manifestaciones pacíficas y actos de homenaje por George Floyd.

En Nueva York, cientos de manifestantes se concentraron de nuevo en las inmediaciones de la residencia del alcalde. Los manifestantes también abarrotaron Central Park y Brooklyn, donde el hermano pequeño de Floyd, Terrance, realizó una sentida ofrenda en la que ha vuelto a pedir justicia. De las pocas cargas que hubo, la más complicada se registró a primera hora de la noche en el Bronx.

Mientras, en Washington, se ha producido otra de las imágenes del día: senadores demócratas han rendido homenaje a Floyd y otras víctimas de la violencia policial con ocho minutos y 46 segundos de silencio, el tiempo que la rodilla de Chauvin estuvo hincada sobre el cuello de Floyd porvocándole la axfisia. De hecho, algunos de ellos se han arrodillado en el suelo en gesto de respeto.

Así, la reducción de los actos vandálicos ha llevado a la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, a anunciar el fin del toque de queda en vigor, decisión a la que también se han sumado ciudades como Los Ángeles, San Francisco, San José, Seattle, Louisville y Salt Lake City.

En Mineápolis, familiares y amigos se han despedido de Floyd entre lágrimas en el primer servicio funerario celebrado en su memoria.

Cientos de personas han rendido homenaje a Floyd en el anfiteatro de una universidad de Mineápolis, entre ellos Martin Luther King III, el hijo mayor del líder de los derechos civiles para los afroamericanos y el reverendo Jesse Jackson, que estuvo a su lado en las marchas de los años 60.

Los hermanos de Floyd durante su funeral: "Todo el mundo busca justicia por George"

Frente al ataúd plateado de Floyd, el reverendo Jackson ha pronunciado un discurso en el que ha instado a la comunidad negra a quitarse de una vez por todas la "rodilla" que les presiona el cuello y les impide prosperar, metáfora con la que evocó el asesinato de Floyd.

Por su parte, el abogado de la familia ha señalado que "fue la otra pandemia con la que estamos demasiado familiarizados en Estados Unidos, una pandemia de racismo y discriminación, lo que mató a George Floyd". Crump también ha pedido igualdad: "No queremos dos sistemas judiciales en Estados Unidos. Uno para negros y otro para blancos".