La cumbre por el cambio climático de Naciones Unidas arranca este domingo en Glasgow con un objetivo que ya se ha trasladado desde el G20: no superar los 1,5 grados de incremento de temperatura global.

La vuelta de Estados Unidos es una de las noticias más destacadas con una gran duda en el aire: ¿se unirán los países más contaminantes? Y es que queda por saber si China, Estados Unidos, India y Rusia aceptan un mercado de carbono y el fin de los combustibles fósiles.

Grupos ecologístas han llegado a Glasgow para asistir a la cumbre del cumbre del clima número 26. Entre ellos, la activista sueca Greta Thunberg, que tuvo que ser escoltada por la policía entre la multitud.

Desde España llega un grupo de Ecologistas en Acción con una clara intención. "Vamos a defender que necesitamos las medidas necesarias para abordar reducciones más drásticas", asegura Javier Andaluz.

Desde niveles preindustriales, la temperatura del planeta ha aumentado 1,2 grados. El problema es que los nuevos compromisos de los gobiernos no son suficientes. A final de siglo subiríamos a 2,7 grados. La meta marcada por los Acuerdos de París es limitar ese aumento a 1,5 grados, sostenido en el G20 celebrado también este domingo.

También será importante que los países ricos se comprometan a enviar 100.000 millones de dólares anuales a los menos desarrollados. Por delante dos semanas de encuentros con grandes retos pero también con grandes ausencias como la de Rusia o China, dos de los países que más contaminan.