El vídeo de agentes de la Policía francesa reduciendo a una mujer que no contaba con la documentación adecuada para salir a la calle durante el periodo de confinamiento impuesto por el Gobierno francés ha levantado un gran debate en el país galo en plena crisis por la pandemia del coronavirus.

 

Hasta este jueves, se han impuesto más de 4.000 multas en Francia por este motivo, sanciones que pueden ir desde 135 euros hasta 375, dependiendo de la gravedad de los hechos.

Christophe Castaner, ministro de Interior de Francia, comenta en TF1 que estas sanciones pueden "disuadir" a la ciudadanía de salir de sus casas. "Nuestro objetivo es proteger a Grancia. La mejor manera de proteger vidas es quedarse en casa", comenta.

Actualmente, hay más de 100.000 efectivos de seguridad desplegados en Francia vigilando el bloqueo en el que entró el país este martes.

En total, se registran más de 10.000 positivos en el país galo, con 243 fallecidos y 12 altas hospitalarias. En todo el mundo, hay cerca de 250.000 infectados, 9.867 fallecidos y 84.981 altas, según datos de la OMS.