"La única iglesia que ilumina es la que arde": con este tipo de comentarios cristianófobos han celebrado algunos usuarios el incendio de la catedral de Notre-Dame, en París. Aunque parezca mentira, había quiénes se alegraban de que el histórico edificio se consumiera por el fuego.

Por otro lado, las muestras de apoyo y solidaridad no han dejado de publicarse en las redes, donde miles de usuarios se han lamentado por lo sucedido. El grupo empresarial Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) y la familia Pinault han prometido donaciones por valor de 300 millones de euros para reparar la catedral.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, publicó en su cuenta de Twitter un mensaje minutos después de conocer la noticia en el que expresaba su tristeza.

 

Durante la noche, numerosas vigilias y homenajes se celebraron en una zona cercana al incendio por esta pieza irreemplazable, patrimonio de la humanidad.

En este vídeo te resumimos en dos minutos todo lo que ocurrió desde que se provocó el incendio en Notre-Dame hasta su extinción.