A solo seis días de que Estados Unidos retire sus tropas definitivamente de Afganistán, continúa la escalada de tensión en el aeropuerto de Kabul, desde donde se están llevando a cabo todas las evacuaciones.

Precisamente, los países extranjeros están intensificando las repatriaciones para sacar al mayor número posible de colaboradores en esta última semana y algunos de ellos han enviado unidades especiales para que actúen y apoyen en las labores de evacuación en los exteriores del aeródromo.

La situación en el aeropuerto de la capital afgana, como ha denunciado la ministra de Defensa española, "está siendo dramática". Y es que miles de ciudadanos se agolpan en sus inmediaciones para intentar salir del país en los aviones fletados por distintos gobiernos.

Los talibanes han anunciado que no permitirán el acceso de los afganos al aeropuerto

Si bien, la tensión en las últimas horas ha ido a más porque los talibanes han anunciado que no permitirán el paso de más ciudadanos hacia el aeropuerto, alegando que la situación es caótica.

Uno de los portavoces islamistas, Zabihulá Muyahid, ha pedido que abandonen las inmediaciones del aeródromo y se marchen a sus casas. Este considera que el Gobierno estadounidense está alentando a los afganos a irse del país.

Las autoridades de otros países venían denunciando desde hace un tiempo que los insurgentes negaban el acceso en los controles a los ciudadanos afganos para evitar que salieran del país. De hecho, se han difundido imágenes en las que aparecen los talibanes disparando contra hombres, mujeres y niños para disuadirles.

Robles ha denunciado que "hoy es prácticamente imposible llegar al aeropuerto" y que los talibanes "están disparando"

De hecho, Margarita Robles ha denunciado en una entrevista en 'Espejo Público' que "hoy es prácticamente imposible llegar al aeropuerto". "Hay personas que han llegado con bebés y los talibanes han disparado y les han agredido; algunos han tenido que volver a sus casas", ha añadido al respecto. Además, ha reconocido que "fuera del aeropuerto no se puede hacer nada y nuestros soldados se están jugando la vida".

En plena escalada de tensión, Joe Biden ha anunciado que el 31 de agosto retirará sus tropas definitivamente del país. Además, el portavoz del Pentágono, John Kirby, ha confirmado la salida de "varios cientos" de soldados tras cumplir su misión en el aeropuerto internacional.

Fuentes de la Administración norteamericana han asegurado que el presidente "ha tomado esta decisión constante de los riesgos que existen ahora mismo sobre la seguridad", si bien ha añadido que Biden ha pedido al Pentágono "planes de contigencia" para contemplar una posible prórroga en caso de que sea necesario.