La viceprimer ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk, ha informado en su canal de Telegran de cuáles son los corredores humanitarios habilitados este miércoles tras el éxito de la evacuación de ciudadanos ucranianos en la región de Sumi. Por primera vez desde que comenzaron las negociaciones entre las delegaciones rusa y ucraniana, se ha respetado el alto al fuego en un corredor humanitario. Concretamente, 55 autobuses pudieron salir este miércoles de la región de Sumi con destino a la frontera polaca. Rusia se ha comprometido a no atacar a los nuevos pasillos humanitarios, que estarán abiertos de 9:00 a 21:00 horas ucranianas, según ha informado el Gobierno de Zelenski.

En total, se trata de seis corredores que evacuarán a la población de las zonas de Enerhodar, Sumi, Mariúpol, Volnovaja, Jarkóv y Kiev. La evacuación de la asediada ciudad de Sumi, en el noreste de Ucrania, terminó con éxito la tarde del martes, cuando se contabilizó que un total de 5.000 personas "se encontraban ya a salvo", según Kyrylo Tymoshenko, jefe adjunto de la oficina del presidente Zelenski. Tymoshenko informó también de que, además de las 5.000 personas evacuadas en autobuses, habían podido salir unos 1.000 coches particulares.

A primera hora, salía una columna de unos 20 autobuses llenos de ciudadanos, especialmente estudiantes extranjeros de la India. Una segunda columna de más de 35 autobuses salió por la tarde de la ciudad - de casi 270.000 habitantes- con más de 600 personas en su interior. Este corredor y otros cinco más estarán habilitados este miércoles entre las 9.00 y las 21.00 horas (hora local). En Sumi, los ciudadanos podrán salir de la ciudad hasta Poltava tanto en transporte propio como en autobuses.

"El grupo de negociación trabajó toda la noche y la operación del corredor humanitario de Sumi a Poltava se extendió hoy de 9.00 a 21.00 horas y lo proporcionaremos para mujeres embarazadas, mujeres con niños, personas mayores y personas con discapacidad", ha asegurado el jefe de la Administración regional de Sumi, Dimitro Zhivitski. Pese a esta buena noticia, los bombardeos a edificios civiles no cesan. En Ojtirka, en la región de Sumi, una persona ha muerto y al menos 14 han resultado heridas durante un bombardeo ruso a zonas residenciales, según ha informado la agencia ucraniana de noticias Unian. Además, las tropas rusas han bombardeado el hospital de Izium, creado hace tan solo seis meses.

En otros puntos del país, las sirenas antiaéreas han vuelto a sonar. Es el caso de Kiev, Yitomir, Vasilkov o Vinitsia, según el diario 'The Kiev Independent', que también ha informado de que los voluntarios extranjeros podrán obtener la ciudadanía ucraniana si así lo desean, tal y como ha dicho el primer viceministro de Interior, Yevhen Yenin. El mismo medio ha desvelado que las tropas rusas también han bombardeado el minibús de una guardería en la ciudad de Mykolaiv, al sur de Ucrania, acabando con la vida de al menos tres profesoras. El sur de Ucrania es una zona estratégica por su salida al Mar Negro.

Una de las ciudades costeras que estuvo en la 'diana' del Kremlin desde el inicio de la invasión fue Mariúpol, a orillas del Mar Azov. Allí, el hambre, el frío y la sed ya se cobran las primeras víctimas. A una situación de pobreza absoluta propiciada por el asedio de las tropas a la ciudad se unen los bombardeos incesantes. En este marco y tras la caída de Jarsón hace más de una semana, tan solo Odesa, una de las ciudades más importantes de Ucrania por su historia, resiste en la frontera marítima ucraniana. Precisamente allí, una banda de soldados ucranianos ha decidido interpretar un concierto en plena calle para animar a la población a la resistencia. Frente a un cartel que reza 'Odesa ucraniana', una banda militar ha interpretado 'Dont worry, be happy' y otros éxitos.

Al este, en Jarkóv, continúan los bombardeos. Esta madrugada, al menos 150 personas han sido evacuadas de un edificio, y alrededor de 200 de otro, según el Departamento de Comunicaciones de la Policía de la región, que ha indicado que Rusia sigue bombardeando infraestructura crítica, como subestaciones eléctricas y viviendas civiles en la ciudad, la segunda más importante del país.

En total, más de dos millones de personas han huido ya de Ucrania desde que empezó la invasión rusa hace trece días, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Después de tres días consecutivos de intentos de evacuación frustradas, este martes Ucrania y Rusia finalmente se pusieron de acuerdo para abrir un corredor humanitario de Sumi a Poltava, en el este del país, una ruta notificada previamente al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Ucrania se replantea su entrada en la OTAN

Mientras tanto, el Gobierno ucraniano ha abierto la puerta a rechazar la posibilidad de convertirse en miembro de la OTAN, una de las exigencias de Rusia para poner fin al conflicto bélico orquestado por Putin. Así lo ha sugerido este mismo miércoles el asesor del presidente Volodímir Zelenski, Ihor Zhovkva, en declaraciones a la televisión pública alemana 'ARD'. "Podemos hablar sobre la neutralidad de Ucrania bajo ciertas condiciones", ha afirmado Zhovkva, preguntado sobre esa cuestión y después de que Zelenski insinuase también la disposición a "abordar" con Moscú el estatus de las repúblicas separatistas del Donbás.

Por su parte, Zelenski ha dado a conocer hoy que ha mantenido una conversación telefónica con Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, a quien agradece las muestras de "solidaridad" y "apoyo" que ha dado nuestro país hacia Ucrania ante el avance de las tropas rusas. "He conversado con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Le he informado sobre la lucha del pueblo ucraniano contra la agresión rusa. Agradezco a España la solidaridad con Ucrania y por brindar un fuerte apoyo", ha explicado Zelenski a través de un mensaje publicado en Twitter.