El fundador de Room Mate Hotels y presidente de la compañia, Kike Sarasola, ha anunciado este jueves que pone dos de sus hoteles a disposición de la Comunidad de Madrid "para atender a todos los casos que sean necesarios ante la crisis sanitaria" generada por la propagación del coronavirus en España.

En su cuenta personal, Sarasola se hace eco de una información que apunta a que el Gobierno regional asume que "se van a multiplicar los casos y convertirá hoteles en hospitales" y que todo aquel que se presente con sintomatología leve sea considerado un paciente de coronavirus..

También el Grupo de Empresas Matutes ha anunciado en Twitter que se han puesto en contacto con la Comunidad de Madrid "para ofrecerles nuestro Gran Hotel Colón (enfrente del Gregorio Marañon) para convertirlo en hospital durante el tiempo que necesiten".

 

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha presentado el plan integral frente al coronavirus, que establece que Sanidad pública y privada trabajarán "bajo un único mando", y que recoge, entre sus 200 medidas, la puesta en marcha de hoteles medicalizados y un aumento significativo de medios y personal.

Este plan recoge también la existencia de un recurso asistencial intermedio entre el domicilio y el hospital, que se llamará la "estancia medicalizada intermedia" o "hoteles medicalizados". "Debemos de adaptar todos los recurso que podamos", ha explicado este jueves el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz. El consejero ha señalado que irá adaptado a pacientes que requieran aislamiento domiciliario con patologías leves pero que tampoco quieran estar en domicilio. Tendrán su médico y su enfermera por ratio de cada uno de ellos.

Sarasola ya había anunciado que el cierre desde el pasado 11 de marzo de tres de sus seis hoteles y durante 15 días como medida de "responsabilidad, generosidad y solidaridad" con los clientes y el equipo y señaló que las reservas de los clientes serían desviadas a los hoteles que abiertos y operando con normalidad.