El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha avanzado que el Gobierno está ultimando una prestación extraordinaria de la Seguridad Social para compensar a los padres que tengan que perder horas de trabajo para cuidar a sus hijos ante el cierre de colegios por el brote de coronavirus.

En una entrevista en Onda Cero, Escrivá ha señalado que se está terminando de diseñar, que espera se apruebe este jueves y que el coste correrá a cargo del Estado sin coste alguno para la empresa.. "Tiene un coste significativo pero manejable", ha añadido.

Los padres que tengan que cuidar de sus hijos y desde su empresa no puedan ofrecerle otras soluciones, como el teletrabajo, ha explicado Escrivá, podrán solicitar una reducción de jornada y la Seguridad Social, vía esa ayuda extraordinaria, abonará esa parte del salario.

Cuatro paquetes de medidas

El ministro también ha señalado que el coste de considerar como accidente laboral las bajas por contagio o cuarentena por coronavirus puede alcanzar los 50 millones y ha recordado que cada mes la Seguridad Social gasta 800 millones en prestaciones por incapacidad temporal.

También ha reiterado que se van a aprobar moratorias a las cotizaciones sociales de empresas y autónomos. Las personas, ha subrayado, se enfrentan a situaciones sobrevenidas y los poderes públicos tienen que actuar para no generar incertidumbre. En concreto, se ofrecería el plazo de un año para pagar las cuotas, pero sin intereses ni recargos.

Habrá medidas concretas para empresas y autónomos, para reducir al máximo el impacto económico.

Esta medida va en línea con el anuncio que hizo este martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que señalaba que destinaría recursos "para proteger el bienestar de las familias trabajadores". De hecho, este miércoles se han reunido en Moncloa los cuatro vicepresidentes, el ministro de Sanidad y la ministra de Hacienda para ultimar este plan de choque que este jueves se aprobará en el Consejo de Ministros.

En ese Consejo se aprobarán cuatro nuevos paquetes de medidas, entre las que se incluye la anunciada por el ministro Escrivá, y también otra destinada a las familias trabajadoras que coordina el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias.

Otra medida prevista, que ya adelantó el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, será la de reponer a los trabajadores afectados por suspensiones temporales de empleo el tiempo de la prestación de desempleo que consuman durante un ERTE.