Robert O'Brien, consejero de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, ha dado positivo en la prueba de COVID-9, según informa 'AFP' citando un comunicado distribuido por la Casa Blanca. O'Brien presenta síntomas leves.

El consejero, que ocupa una importante posición dentro del ejecutivo de Estados Unidos, se mantiene aislado guardando cuarentena y continúa trabajando "sin interrupciones, en un lugar seguro" fuera de la Casa Blanca. Según el texto, "no hay riesgo de exposición del presidente Donald Trump o el vicepresidente Mike Pence".

El caso se ha detectado gracias a una serie de test que se está realizando al personal que trabaja en la Casa Blanca de manera regular para detectar el virus. O'Brien es el funcionaro de mayor rango que ha resultado positivo en las pruebas desde el inicio de la pandemia.

Hace una semana, el propio presidente cambiaba completamente su discurso sobre la pandemia y, después de celebrar multitudinarios mítines, anunciaba la cancelación de la convención nacional republicana en Florida para, dijo, "proteger la vida de los estadounidenses".

Además, Trump, que ridiculizaba el uso de las mascarillas, empezó a dejarse ver en público con esta protección frente al COVID-19 y ha pasado a defender su uso como un "acto patriótico".