El paso del huracán Dorian ha tenido consecuencias devastadoras en Bahamas, donde se cobró la vida de medio centenar de personas, según cifras oficiales, y otras miles se han visto afectadas por la que se considera la peor catátrofe en la historia del país caribeño.

El chef de origen español José Andrés, afincado en EEUU, se ha propuesto ayudar a los ciudadanos del país y ya ha repartido más de 100.000 comidas entre los supervivientes, según anunció su ONG, World Central Kitchen, esta misma semana a través de Twitter.

 

Esta organización sin ánimo de lucro, que el chef fundó tras el terremoto de Haití en 2010, se dedica a llevar comidas a las víctimas de desastres naturales (ya lo hizo, por ejemplo, en Puerto Rico tras el huracán María y en Texas después del hurcán Harvey) y ahora se está centrando en atender los territorios afectados por Dorian, incluidas las Bahamas.

El propio chef ha tuiteado desde Nassau en los últimos días, informando sobre el trabajo de la ONG y pidiendo colaboración para redoblar los esfuerzos humanitarios.

La ONG lleva hasta allí alimentos, así como agua y otros suministros, para posteriormente cocinar comidas calientes que luego distribuyen en helicópteros al resto de islas, incluyendo platos como la paella e incluso opciones veganas, para que, tras la catástrofe, nadie se quede sin comida.