A las 4 de esta madrugada el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenaba el ataque a Ucrania. Mientras, el corresponsal de la CNN, Matthew Chance, analizaba las últimas palabras del líder ruso desde una azotea de la capital ucraniana, como se puede ver en el vídeo principal de esta noticia.

Pocos minutos después del anuncio de Putin, los bombardeos a Kiev sorprendían en directo a Chance. Tras el susto inicial, el periodista mantenía la calma y en directo buscaba en el horizonte ver de dónde provenía el tremendo estruendo. "Han sido cuatro o cinco explosiones" seguía contando el periodista.

Acto seguido comenzaba el protocolo ante estas situaciones. Lo primero era ponerse el traje de seguridad, protegerse, algo que Chance hacía sin salir del plano. Primero el pesado chaleco blindado con la identificación de prensa. Después, el casco. Todo con absoluta tranquilidad y a la vez que seguía mirando a su alrededor, intentando captar desde las alturas de un edificio junto al caos cualquier información que pudiera trasladar al mundo. Puedes ver el momento completo en este vídeo.