El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, amenazó con agredir a un periodista después de que le preguntara por un escándalo que salpicó a la primera dama, Michelle Bolsonaro. "Las ganas que tengo son las de llenarte la boca con puñetazos", afirmó Bolsonaro en respuesta a un periodista del diario O Globo.

Al concluir su visita de cinco minutos a la catedral, el periodista le preguntó al mandatario por diferentes depósitos bancarios sospechosos que fueron hechos en los últimos años en la cuenta de la primera dama, a lo que Bolsonaro respondió recordando una denuncia según la cual los propietarios del diario O Globo recibían sobornos de un cambista.

Tras insistir en la pregunta, el líder ultraderechista, aunque sin mirar directamente al interlocutor, manifestó su deseo de agredir al periodista.

 

Según publican diferentes medios, el expolicía Fabricio Queiroz, antiguo conocido de la familia Bolsonaro, hizo entre 2011 y 2016 una veintena de depósitos en una cuenta bancaria de Michelle Bolsonaro por un total de 89.000 reales (15.892,8 dólares). Queiroz está detenido actualmente en el marco de una investigación contra uno de los hijos del jefe de Estado, el senador Flavio Bolsonaro, acusado de desvíos de recursos públicos cuando ejercía su mandato como diputado regional por el estado de Río de Janeiro.

En un comunicado, el diario O Globo "repudió" la "agresión" del jefe de Estado a "un periodista que tan sólo ejercía su función de forma profesional" y afirmó que la "intimidación" muestra que el gobernante desprecia el deber de cualquier servidor público, sin importar el cargo, de ofrecerle explicaciones a la población.