El presidente de EEUU, Donald Trump, junto con su mujer, Melania, han visitado a unos niños de un hospital de Ohio, donde se sentaron con ellos a pintar unos dibujos.

La polémica surgió cuando fotografiaron a Trump pintando la bandera de su país mal. El presidente pintó de azul la cuarta banda, cuando las 13 franjas se van alternando en rojo y en blanco.

 

Alex Azar, secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, publicó en Twitter las fotografías y varios usuarios se percataron del error e incendiaron las redes con críticas a Trump.