El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha afirmado este viernes que su homólogo ruso, Vladímir Putin, ha decidido invadir Ucrania y le ha acusado de lanzar información falsa para tener un pretexto para lanzar un ataque militar, que podría tener lugar los próximos días. "En este momento estoy convencido de que ha tomado la decisión", ha indicado el mandatario norteamericano a preguntas de la prensa en Washington. "Tenemos razones para creerlo", ha agregado, citando informes de la inteligencia estadounidense.

Biden ha hecho estas declaraciones tras conversar con los líderes de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Polonia, Rumanía, Reino Unido, la Unión Europea y la OTAN, de acuerdo con la Casa Blanca. Una reunión telefónica en la que los líderes han abogado por continuar con la vía diplomática y a la vez preparar sanciones económicas rápidas contra Moscú si elige escalar el conflicto, según indica la Casa Blanca en una nota, que detalla que también han abordado los esfuerzos para garantizar la defensa del flanco oriental de la Alianza Atlántica.

La Administración Biden defiende que una solución diplomática aún es posible si el Kremlin así lo decide, pero ha advertido de que Washington y sus aliados europeos están preparados para tomar medidas duras si Rusia finalmente invade.

El secretario de Estado Antony Blinken y el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, tienen planeado reunirse el próximo 24 de febrero en Europa, según Biden, que no obstante ha advertido de que cualquier acción militar antes de entonces por parte de Rusia supondría "cerrar la puerta de golpe a la diplomacia".

Estas declaraciones de Biden llegan mientras crece la preocupación de la UE por los bombardeos en la frontera entre Ucrania y Rusia y tras la explosión este mismo viernes de un coche bomba ante un edificio del Gobierno prorruso en la ciudad de Donetsk.