El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha elevado de nuevo el tono contra Rusia y esta madrugada se refirió a la invasión ordenada por Vladímir Putin como un "genocidio".

El mandatario, que ya se había referido a su homólogo ruso como "carnicero", hizo ese comentario cuando estaba hablando de los esfuerzos de su Gobierno para frenar el aumento de los precios de la gasolina como resultado de la invasión lanzada por el presidente ruso en Ucrania.

"El presupuesto de sus familias, su habilidad para llenar el tanque, nada de eso debería depender de si un dictador declara la guerra y comete un genocidio en el otro lado del mundo", ha añadido el mandatario en referencia a Putin y a Ucrania en un acto en el estado agrícola de Iowa.

Zelenski: "Verdaderas palabras de un líder"

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha agradecido a Biden que haya calificado de "genocidio" las acciones rusas en el país. "Verdaderas palabras de un verdadero líder", ha dicho.

"Llamar a las cosas por su nombre es fundamental para hacer frente al mal. Estamos agradecidos por la asistencia estadounidense brindada hasta ahora y necesitamos urgentemente más armas pesadas para evitar más atrocidades rusas", ha dicho Zelenski en su perfil oficial de Twitter.

Macron pide "ser prudente" con las palabras

Pero no todos están contentos con esta denominación que ha hecho Biden. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha evitado este miércoles hablar de genocidio porque le parece que una escalada verbal no contribuye al objetivo de detener la guerra y buscar la paz, pero ha insistido en que el Ejército ruso ha cometido "crímenes de guerra".

"Rusia ha desencadenado de forma unilateral una guerra brutalísima. Está establecido que el Ejército ruso ha cometido crímenes de guerra. Ahora hay que encontrar a los responsables e ir a la justicia, que es lo que estamos haciendo en cooperación con los ucranianos", ha explicado Macron en una entrevista al canal France 2.

El jefe del Estado francés ha dicho que él va a ser "prudente con las palabras" porque "el pueblo ucraniano y el pueblo ruso son pueblos hermanos", la guerra "es una locura" y "de una brutalidad increíble", y el término de genocidio "tiene un sentido". Por eso ha añadido que, por su parte, va a seguir "intentando detener esta guerra y construir la paz.

La escalada verbal de Biden

Biden ha arremetido en las últimas semanas contra Putin y ha acusado al Kremlin de cometer crímenes de guerra en Ucrania. La prensa preguntó la semana pasada a Biden si calificaría como genocidio la masacre de Bucha, a las afueras de Kiev y donde han aparecido más de 250 cadáveres de civiles tras la retirada de las tropas rusas.

"No, creo que es un crimen de guerra", contestó entonces el presidente.

Dentro del Gobierno estadounidense existe un proceso burocrático para determinar si se está cometiendo genocidio en un país y no está claro si ese proceso ha concluido o está teniendo lugar.

El Departamento de Estado de EE.UU. sí finalizó el mes pasado una investigación formal en la que determinó que las tropas rusas habían cometido crímenes de guerra en Ucrania, una afirmación que puede llevar a enjuiciamientos penales en cortes estadounidenses y a otros procesos a nivel internacional.

El pasado 24 de febrero, el Kremlin ordenó la invasión de Ucrania y, desde entonces, la guerra ha dejado miles de muertos, más de cuatro millones de refugiados y unos siete millones de desplazados internos, de acuerdo con Naciones Unidas.

Ucrania identifica más de 720 cuerpos

El Ministerio del Interior de Ucrania ha informado de la identificación de más de 720 cuerpos y la desaparición de 200 personas en la región de Kiev, donde se han puesto en marcha más de 3.050 procesos penales por delitos cometidos por militares rusos.

"El número de cuerpos identificados y examinados de civiles asesinados en la región de Kiev, como resultado de la agresión rusa, ya supera las 720 personas y más de 200 personas están desaparecidas", ha dicho el jefe de policía regional, Andriy Nebytov.

Según un comunicado del Ministerio del Interior en su perfil oficial de Facebook, los agentes del orden público han contabilizado más de 150 casos de robo y se han denunciado a cerca de 35 sospechosos, así como se han abierto más de 30 procesos penales respecto a la colaboración con las tropas rusas.

Durante la ley marcial, la Policía registró 233 procesos penales por usurpación de la integridad territorial y la inviolabilidad de Ucrania. Además, por violar las leyes y costumbres de la guerra, las autoridades ucranianas están investigando 1.463 hechos.