El exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden ha aceptado oficialmente la nominación demócrata para las elecciones presidenciales del próximo mes de noviembre, con un discurso en el que prometió atajar la pandemia de coronavirus en el país y cargó contra la gestión de Donald Trump de la crisis.

"Soy un orgulloso demócrata. Y estaré orgulloso de llevar la bandera de nuestro partido a las elecciones generales. Es con gran honor y humildad que acepto esta nominación para presidente de los Estados Unidos de América", afirmó.

El candidato demócrata cerraba así la convención del partido, presentándose como un "aliado de luz" frente a la oscuridad que ha representado el gobierno de Donald Trump. Así, pidió a los estadounidenses que se unan para "superar esta época de oscuridad en el país".

En su intervención, el político, de 77 años, acusó al actual presidente de haber "envuelto EEUU en la oscuridad durante mucho tiempo". "Demasiada ira, demasiado temor, demasiada división. Aquí y ahora, les doy mi palabra: si me confían la Presidencia, recurriré a lo mejor de nosotros, no a lo peor. Seré un aliado de la luz, no de las tinieblas", afirmó Biden.

"Es hora de que nosotros, el pueblo, nos unamos, porque no se equivoquen, unidos podemos, y podremos, superar esta época de oscuridad en EEUU. Elegiremos la esperanza frente al miedo, los hechos frente a la ficción, la justicia sobre el privilegio", agregó.

Carga contra la gestión de Trump del coronavirus

Biden dedicó buena parte de su intervención a esbozar su plan para atajar la pandemia en el país, el más afectado del mundo con casi 175.000 muertes y más de 5,5 millones de casos y arremetió contra la gestión de Trump.

"Como presidente -anunció-, lo primero que haré será controlar el virus que ha arruinado tantas vidas. Porque entiendo algo que este presidente no entiende: nunca recuperaremos nuestra economía, nunca lograremos que nuestros hijos regresen a la escuela de manera segura, nunca recuperaremos nuestras vidas hasta que nos enfrentemos a este virus".

Trump ha fracasado a la hora de protegernos y eso es imperdonable"

Joe Biden, candidato demócrata

"El presidente ha fracasado en su deber más básico para con Estados Unidos. Ha fracasado a la hora de protegernos, y queridos estadounidenses, eso es imperdonable", sentenció.

El candidato asimismo hizo un llamado a los votantes para que no le den a Trump un segundo mandato. "Lo que sabemos sobre este presidente es que si le dan cuatro años más, será lo que ha sido durante los últimos cuatro años", sostuvo.

Mención a George Floyd

Biden asimismo hizo mención a algunos puntos de su programa y se refirió a las protestas contra el racismo y la violencia policial, a raíz del homicidio de George Floyd, confiando en que este marque un "punto de inflexión" en el país.

"¿Seremos la generación que finalmente borra la mancha del racismo de nuestro carácter nacional? Yo creo que estamos a la altura. Creo que estamos preparados". "Este es nuestro momento para hacer que rimen la esperanza y la historia, con pasión y con determinación. El amor es más poderoso que el odio", subrayó. "Esta es una batalla que ganaremos y lo haremos juntos, se lo prometo", finalizó.

Trump carga contra Biden en Twitter

Durante la intervención de Biden, Trump evidenció que estaba siguiendo su discurso en directo: "En 47 años, Joe no hizo ninguna de las cosas de las que habla ahora. Nunca cambiará, ¡son solo palabras!", afirmó en Twitter.

Además, el mandatario contraprogramó la Convención Demócrata con una entrevista en el canal Fox News a la misma hora, en la que recurrió al miedo de la "izquierda radical" e insistió en que las elecciones de noviembre serán las "más fraudulentas de la historia del país".

 

En la última jornada de la convención, en la que también hubo intervenciones de los hijos y nietas de Biden, el ya formalmente candidato estuvo arropado por una decena de los rivales que compitieron contra él en las primarias demócratas.

"Estas son realmente las elecciones más importantes en la historia moderna de este país, y en Joe Biden tenemos a un ser humano que es empático, honesto y decente", afirmó el senador Bernie Sanders.