Una explosión ha tenido lugar este jueves a las puertas del aeropuerto de Kabul, capital de Afganistán, donde durante los últimos días se han agolpado miles de personas esperando ser evacuadas. Se trata de un atentado terrorista cometido por un suicida que ha estado precedido de un pequeño tiroteo. Aunque en un primer momento se pensó que hubo una segunda explosión en el Hotel Baron, finalmente, el Pentágono concluye que fue un único ataque. El Dáesh (Estado Islámico) se ha atribuido la responsabilidad del atentado.

El ataque ha dejado al menos 170 muertos y 200 heridos, según han informado fuentes recogidas por EFE. Además, ha habido 13 miembros de las fuerzas estadounidenses entre los fallecidos y Reino Unido ha confirmado la muerte de dos británicos y el hijo de otro ciudadano del país.

Funcionarios de los Estados Unidos avanzaron que el atentado habría sido cometido por la filial afgana del Estado Islámico, conocido como Estado Islámico Khorasan (ISIS-K). Además, desde el Pentágono han advertido de que todavía hay "una serie de amenazas activas" contra el aeropuerto de Kabul. Finalmente, la organización terrorista ha reivindicado la autoría del ataque.

Dos estallidos en dos puntos diferentes

Concretamente, el estallidos se produjo en la puerta sur del aeródromo, conocida como Abbey Gate, en la que operan militares británicos y estadounidenses. Se trata de un punto clave por donde durante las últimas semanas han ido accediendo la mayoría de personas que trataban de ser evacuadas de la capital.

El atentado se produce justo cuando la mayoría de países con presencia en Afganistán intensificaban las evacuaciones antes del próximo 31 de agosto, momento en el que los talibanes obligan al ejercito estadounidense a abandonar el control del aeropuerto.

Defensa confirma que no hay españoles heridos

Fuentes de Defensa han asegurado a laSexta que los militares españoles que se encontraban destinados en Kabul se encuentran bien y no han sido afectados por la explosión. "La explosión no ha producido daños personales ni materiales entre el contingente que España tiene desplegado en dicho aeropuerto para la evacuación de los colaboradores afganos y sus familias", ha apuntado en un comunicado el Estado Mayor de la Defensa.

En el momento de la explosión, en el aeropuerto de Kabul se encontraban el embajador español, Gabriel Ferrán; su 'número dos', Paula Sánchez; más de medio centenar de miembros de las Fuerzas Armadas y trece efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y siete de la Unidad de Intervención Policial (UIP). Todos se encuentran ya en Dubái, a la espera de tomar otro avión rumbo a Madrid o Zaragoza.

Desde Alemania, Italia, Reino Unido y Turquía también confirmaron que no hubo heridos entre sus tropas.

EEUU recomendaba irse "inmediatamente" de las principales puertas

Antes del atentado, la Embajada norteamericana en Kabul ya había lanzado una alerta en la que recomendaba irse "inmediatamente" de las principales puertas y evitar acercarse a las inmediaciones del aeródromo salvo que hubiese "instrucciones" precisas por parte de algún representante de Estados Unidos.

Varios gobiernos europeos, siguiendo las recomendaciones, han secundado en las últimas horas este aviso por el riesgo de atentado.

Los islamistas llevaban un par días controlando férreamente el acceso al aeropuerto e impidiendo a los afganos acceder a las instalaciones para poder huir del país. Habían instalado incluso 'checkpoints' de acceso.

Tras lo sucedido, gobiernos como el de Estados Unidos y Reino Unido alertan de la posibilidad de que haya nuevos ataques en la zona.

España da por concluida la misión en Afganistán

Este viernes, el Gobierno español ha dado por concluida la misión en Afganistán, a cuatro días de la retirada de las tropas de Estados Unidos y tras el atentado suicida en el aeródromo de la capital.

A primera hora han aterrizado en Dubái los dos últimos vuelos de repatriación, en los que no solo han viajado colaboradores afganos, sino también los españoles que permanecían en el país, entre ellos militares y personal de la Embajada.

Concretamente, en todo este operativo Defensa ha evacuado a un total de 1.900 personas. La gran mayoría de ellas son cooperantes de España (1.658), aunque también han viajado 36 cooperantes de la Unión Europea, cooperantes de la ONU, OTAN y Portugal.