La comunidad internacional tema que un "incidente" en suelo de la OTAN pueda desencadenar una Tercera Guerra Mundial. Uno de los últimos ataques rusos a Ucrania, el que se ha producido a sólo 25 kilómetros de Polonia, ha elevado la tensión mientras esta noche han seguido los bombardeos en varios puntos de Ucrania.

El propio presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha advertido de que "es solo cuestión de tiempo que los misiles rusos" caigan en los países de la OTAN. "Teníamos razón. Llevo mucho tiempo diciendo que Nord Stream 2 es un arma que golpeará a toda Europa. Ahora es obvio. Y ahora vuelvo a repetir: si no cierras nuestros cielos, entonces es solo es cuestión de tiempo antes de que los misiles rusos caigan en su territorio, en el territorio de la OTAN, en los hogares de los ciudadanos de los países de la OTAN", ha alertado en un discurso recogido por la prensa ucraniana.

Con este ánimo comienza el día 19 de invasión rusa a Ucrania. Un día en el que está previstas nuevos esfuerzos diplomáticos. Rusos y ucranianos volverán a negociar, esta vez por videconferencia, con el objetivo de poner fin a las hostilidades. El presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, ha afirmado que su objetivo es lograr una reunión con su homólogo ruso, Vladimir Putin

Otro de los focos críticos en las relaciones internacionales está en la posición de China en esta guerra y en la presunta ayuda militar y económica solicitada a China por parte de Moscú.

Según altos funcionarios estadounidenses citados por los medios de ese país, esta petición, que incluye hasta drones, supondría un cambio importante en el panorama geopolítico internacional surgido de esta guerra. Según estos funcionarios, citados entre otros medios por la CNN y The New York Times, China pudo haber dado ya una respuesta y afirmaron que de darse tal asistencia, podría cambiar la "situación de las fuerzas" sobre el terreno y ser un contrapeso a las duras sanciones impuestas a la economía rusa por parte de occidente.

The New York Times indicó que Moscú también ha pedido a China apoyo económico adicional para ayudar a contrarrestar el golpe que han supuesto para la economía rusa las duras sanciones impuestas por Estados Unidos y los países europeos y asiáticos.

Pero China dice que no "ha escuchado nada" de eso. En un comunicado citado también por la CNN, el portavoz de la embajada china en Washington, Li Pengyu, dijo que "nunca había escuchado nada de eso" y expresó su preocupación por la "situación en Ucrania" y que continuará proporcionando ayuda humanitaria a ese país. Liu dijo que "la prioridad ahora es evitar que la situación se tense o que se salga de control... China pide ejercer la máxima moderación y prevenir una crisis humanitaria masiva".

Pugna diplomática entre China y EEUU

En este contexto, representantes de Seguridad y de Asuntos Exteriores de Estados Unidos y China se reúnen hoy en Roma para analizar el impacto de la invasión rusa en Ucrania sobre la seguridad en Europa y en todo el mundo. La delegación estadounidense estará encabezada por el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, y la china por el director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores, Yang Jiechi. Los representantes de los Gobiernos de EEUU y China también hablarán sobre los esfuerzos actualmente en marcha para gestionar la competencia entre ambos países.

Bombardeos cada vez más cerca de la frontera con Polonia

El Gobierno de Estados Unidos lamentó que Rusia haya apostado por escalar el nivel de conflicto de su invasión a Ucrania con el ataque el domingo contra una base militar en Yavoriv, a tan solo 20 kilómetros de la frontera con Polonia.

La embajada de EEUU en Kiev emitió un mensaje en el que dijo "deplorar" el ataque del Ejército ruso del fin de semana contra el Centro Internacional para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad en Ucrania, donde habían trabajado instructores estadounidenses.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos indicó que el ataque supone una expansión de los objetivos militares rusos en la guerra. "Claramente, desde una perspectiva de ataques aéreos, los rusos están ampliando sus objetivos militares", indicó el portavoz del Pentágono, John Kirby, en una entrevista con el canal de televisión ABC.

A todo ello se suma la preocupación nuclear de la propia ONU por la situación del personal de la antigua planta nuclear de Chernóbil, que ha dejado de realizar tareas de mantenimiento y reparación de equipos debido a la situación de estrés y fatiga en la que se encuentra.

En un comunicado, el OIEA indica que el regulador nuclear ucraniano le informó de que el personal de la central "ya no realizaba tareas de reparación y mantenimiento de equipos relacionados con la seguridad, en parte debido a su fatiga física y psicológica después de trabajar sin parar durante casi tres semanas".

El ejército ruso ocupa y controla desde el pasado 24 de febrero la antigua planta de Chernóbil, al norte de Kiev, donde en 1986 se produjo el mayor accidente nuclear de la historia.