Los trabajos para desbloquear el canal de Suez después de que el carguero de bandera panameña 'Ever Given' quedara varado desde el pasado martes continuaron por segundo día consecutivo, aunque fracasaron los intentos para reflotar el buque gigante.

La Autoridad del Canal de Suez indicó en un comunicado que al menos "cuatro excavadoras están en la parte delantera" del buque quitando la arena en el lugar donde la embarcación se ha encallado, mientras que para intentar reflotarlo, se han usado nueve remolcadores gigantes, pero sin éxito hasta el momento.

Está previsto que este viernes continúen esos intentos para reflotarlo tras hacer dos intentos a lo largo de la jornada para procurar dejar paso a los más de 150 barcos que se encuentran anclados a la espera de poder seguir navegando.

Un total de 48 barcos esperan en Port Said, en el mar Mediterráneo, mientras que en la zona del mar Rojo hay otros 70 buques; aparte de los 38 que están esperando en el Gran Lago, en el punto intermedio del canal, informó la compañía Leth Agencies, que ofrece servicios en diferentes canales y estrechos del mundo.

Sin embargo, las autoridades egipcias no han desvelado cuántos barcos se han visto afectados por el bloqueo del Canal, por el que en 2020 transitaron 18.829 naves y por el que pasa en torno al 10% de las mercancías a nivel mundial, incluida gran parte del petróleo exportado del golfo Pérsico a Europa.

La Autoridad del Canal de Suez anunció este jueves la suspensión "de manera temporal" del tráfico en el canal "hasta que terminen las obras de reflotación del gigante portacontenedores" "Ever Given".

Por otra parte, Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), la empresa gestora de la mercancía que transporta el 'Ever Given', descartó este jueves que el incidente se debiera a un fallo técnico e indicó que toda la tripulación está a salvo y no hay daños en la embarcación.

BSM confirmó así la versión de la Autoridad del Canal de Suez, que señaló que el buque, con 400 metros de eslora y capacidad de 224.000 toneladas de carga, se quedó atravesado debido a los fuertes vientos en medio de una tormenta de arena que dificultaba la visibilidad.

La firma nipona Shoei Kisen, dueña del buque 'Ever Given', aseguró este jueves que trabaja con las autoridades locales para resolver la situación "extremadamente difícil".