Después de haberse especulado mucho sobre la manera en la que se trasladaría el ataúd con los restos mortales de Isabel II desde Balmoral (Escocia) hasta Londres, Buckingham Palace confirmó tras la muerte de la reina que después de pasar 24 horas en la catedral de St. Giles, en Edimburgo, el féretro sería trasladado en avión hasta la capital. El envío está previsto que tenga lugar la tarde del martes 13 de septiembre, desde el aeropuerto de Edimburgo hasta la base de la Royal Air Force de Northolt, cerca de Londres y, tal y como ha confirmado el jefe del Estado Mayor Aéreo de Reino Unido, Sir Mike Wigston, lo hará en un avión militar estratégico de la RAF, un C-17 Globemaster.

En declaraciones a Sky News, Wigston ha explicado que el avión que llevará los restos de Isabel II hasta Londres ya fue utilizado en anteriores ocasiones para misiones de ayuda en Ucrania, y también para el arduo proceso de evacuación de personal en Afganistán tras la irrupción de los talibán, hace más de un año. "Es un C-17 Globemaster, que es nuestro avión de transporte estratégico", ha señalado, aunque en esta "triste" ocasión se utilizará para "llevar el ataúd de Su Majestad desde Edimburgo hasta RAF Northolt". "Como pueden imaginarse, hay mucha planificación en una tarea única como esta, y hemos estado trabajando en estrecha colaboración con el Palacio [de Buckinhgham] para cumplir sus deseos. Es un día que claramente todos esperábamos que nunca llegara".

El C-17 Glomebaster III es un avión de transporte estratégico de carga pesada y largo alcance, capaz de operar en misiones de combate, operaciones de mantenimiento de paz y también en operaciones humanitarias. Según la propia web de la RAF británica, esta aeronave es capaz de realizar envíos rápidos y estratégicos, tanto de soldados como de todo tipo de carga, a las principales bases de operaciones en cualquier parte del mundo. La rampa trasera de carga y sus sistemas de carga están controlados de manera digital, y combinados con la habilidad de sus tripulaciones permiten cargar equipos grandes y complejos, como helicópteros Chunook, vehículos militares y otros artículos pesados del equipo especializado.

Este tipo de avión es capaz de transportar más de 45.000 kilos de carga, a más de 8.300 kilómetros mientras vuela a una altitud superior a 35.000 pies. Según la RAF, el diseño de la aeronave permite aproximaciones empinadas y de gran ángulo a velocidades relativamente lentas, lo que le permite operar también en aeródromos pequeños y pistas cortas.