Las autoridades saudíes, que están poniendo en marcha los preparativos de cara al 24 de junio, fecha a partir de la cual las mujeres podrán empezar a conducir con permisos oficiales, han indicado que las 10 mujeres en cuestión ya tenían carnés de conducir expedidos en otros países.

El grupo se ha sometido a un examen de conducir y a un test de agudeza visual antes de recibir sus respectivos permisos en Riad, la capital del país, según ha recogido el diario local 'Arab News'. Una de ellas ha grabado el momento en que le entregaban la licencia y ha subido el vídeo a las redes sociales, el cual se ha hecho viral.

 

El país ha puesto fin así a la prohibición 'de facto' que rige sobre las mujeres, ya que las leyes no vetan expresamente que las mujeres conduzcan, pero los ciudadanos del reino están obligados a tener una licencia que las autoridades solo conceden a los hombres.

Arabia Saudí se rige por una interpretación estricta del islam que penaliza de forma especial a las mujeres, que quedan supeditadas a la tutela de un hombre y deben ir completamente cubiertas. Los códigos morales en vigor restringen en gran medida su participación en la vida pública.

 

En su decreto, el rey Salman ha mencionado expresamente que su anuncio no incumple los preceptos de la 'sharia' o ley islámica y ha asegurado que cuenta con el visto bueno de las principales autoridades religiosas.