El planeta sigue aún conmocionado por las potentes explosiones que ha tenido lugar en el puerto de Beirut, y que ya han dejado al menos 137 muertos y más de 5.000 heridos, según datos del Ministerio de Sanidad libanés. Las imágenes que dejó el tremendo sucesos son impresionantes. Como si se tratase de una película, una onda expansiva posterior a la última de las explosiones recorrió varios kilómetros cuadrados de la zona, destrozando todo lo que había a su paso.

Para entender la magnitud del incidente, el doctorando y usuario de Twitter Berna León ha comparado el alcance del mismo poniendo la Comunidad de Madrid como escenario. Es decir, cómo habría afectado a la región madrileña una explosión de tal calibre si el epicentro se hubiese registrado en el centro de la capital de España. Y el resultado es sorprendente.

 

Según explica León con la exposición de su gráfica, "el círculo central correspondería a lo que ha quedado en gran medida destruido. El siguiente a lo que ha quedado gravemente dañado y el último a donde se han reportado daños". Así, podemos ver que la zona de mayor impacto alcanzaría los distritos más cercanos a la Puerta del Sol, como el barrio de Salamanca, la zona de Plaza de España y parte de El Retiro y Chamberí.

El siguiente radio de impacto afectaría a los distritos de Tetuán, Ciudad Lineal, Puente de Vallecas, Usera, Moncloa, La Latina y hasta Carabanchel. Finalmente, se habrían reportado daños en lugares como Valverde, Hortaleza, Vicálvaro, Vallecas, Villaverde, Pozuelo de Alarcón e, incluso, parte de Leganés, de Getafe y de Alcorcón, a una distancia media de 13-14 kilómetros.

Mientras, en Líbano se siguen investigando las causas de la explosión, aún por confirmar. La principal hipótesis es que 2.750 toneladas de nitrato de amonio que se acumulaban desde hacía seis años en uno de los almacenes del puerto de Beirut ardieron por las precarias condiciones de seguridad en el lugar. El Gobierno ha ordenado poner bajo arresto domiciliario a "todos los directivos del puerto responsables del almacenamiento, la protección y la inspección de los materiales explosivos" en la zona portuaria desde el año 2014.