Los billetes de ida para salir de Rusia se han vendido de manera masiva este miércoles, en algunos casos hasta agotarse por compelto, tras el anuncio del mandatario Vladímir Putin de una "movilización militar parcial" de 300.000 reservistas para el frente de Ucrania.

El anuncio del presidente ha provocado el temor de muchos hombres jóvenes en edad militar, a quienes se les podría impedir la salida del país.

De momento, de acuerdo con el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, el llamado está limitado para aquellos con experiencia como soldados profesionales, mientras que estudiantes y otros que hicieron solo el servicio militar no serán reclamados.

Sin embargo, los datos de la herramienta Google Trends arrojan un aumento de las búsquedas de Aviasales, el buscador más popular de Rusia para la compra de vuelos. De hecho, todos los billetes para vuelos directos de Moscú a Estambul (Turquía) y Ereván (Armenia), ambos destinos que permiten el vuelo de rusos sin visado, se agotaron en las primeras horas de este miércoles, de acuerdo con datos de ese portal.

Otras rutas con escalas, incluidos vuelos de Moscú a Tiflis (Georgia), tampoco estaban disponibles, en tanto que los tickets más baratos para el trayecto a Dubái costaban más de 300.000 rublos, unos 5.000 dólares, cinco veces el salario medio.