El director del Centro de Vacunas de Oxford, Andrew Pollard, ha advertido este martes de que lograr la inmunidad de grupo ante el coronavirus "no es una posibilidad" una vez la variante Delta se hace dominante.

Pollard, que lideró el diseño de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 junto con la inmunóloga Sarah Gilbert, ha explicado ante un comité parlamentario que los programas de vacunación no deben basarse en la idea de lograr esa "inmunidad de rebaño".

"Sabemos claramente que con la actual variante del coronavirus, la Delta, (el virus) continuará infectando a las personas que se han vacunado, y eso significa que cualquiera que todavía no se haya vacunado, en algún momento se encontrará con el virus", ha dicho el científico a los diputados.

Ha declarado además que en el futuro podría surgir "una variante que quizás incluso se transmita mejor entre poblaciones vacunadas", por lo que "eso otorga todavía más razones para no hacer girar los programas de vacunación en torno a la inmunidad de grupo".

A seis meses vista, Pollard piensa que se producirá en el Reino Unido una "fase de consolidación" en la lucha contra el virus y que el COVID-19 pasará de "epidemia" a un mal "endémico".

La agencia de salud pública de Inglaterra (NHS England), publicó la semana pasada un informe en el que advierte de que hay indicios de que "los niveles del virus en aquellas personas vacunadas que se infectan con la delta pueden ser similares a los que se detectan en personas sin vacunar", lo que afecta a la facilidad de transmisión del patógeno.