Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han alcanzado un acuerdo para financiar con otros 500 millones de euros material militar para Ucrania, de manera que la UE elevará a un total de 1.000 millones de euros su aportación para ayuda letal y no letal para los ucranianos.

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha anunciado en una rueda de prensa tras el Consejo de ministros comunitarios el "acuerdo político" para utilizar otros 500 millones de euros del Fondo Europeo en Apoyo de la Paz (FEAP) para Ucrania, una decisión que se deberá formalizar más adelante.

El político español ha explicado que los ministros han analizado la situación en Ucrania y han acordado seguir tomando decisiones. "Las conclusiones han sido muy claras. Todos los Estados miembros están extraordinariamente unidos en apoyo a Ucrania", ha declarado Josep Borrell, que ha insistido en que las fuerzas rusas están cometiendo "crímenes de guerra" y "violaciones de la ley internacional" con su invasión.

Así las cosas, ha señalado que la UE seguirá dando apoyo financiero, humanitario y a las fuerzas armadas ucranianas. Aunque no se preveía que el Consejo tomara hoy una decisión jurídica sobre la extensión del uso del FEAP para Ucrania, a nivel político la medida estaba preparada y ningún Estado miembro cuestionaba la necesidad de seguir proporcionando a ese país armas y suministros militares, según fuentes comunitarias.

Está previsto que la medida pueda concretarse a nivel legal cuando el Parlamento alemán haya culminado el procedimiento legislativo interno sobre ello, según diversas fuentes. La UE ya prácticamente ha validado la totalidad de los 500 millones de euros que ha asignado para financiar material militar letal y no letal a fin de que Ucrania pueda defenderse de los invasores rusos.

Los Veintisiete han acortado utilizar 450 millones de euros para ayuda letal y 50 millones de euros para material defensivo procedentes del FEAP, que se nutre de aportaciones de los Estados miembros al margen del presupuesto comunitario. Pero hace dos semanas Borrell propuso a los líderes de la Unión en una cumbre informal en Versalles (Francia) incrementar esa ayuda en otros 500 millones de euros más.