Florida es uno de los siete estados de Estados Unidos que relaja a partir de este lunes sus restricciones de movimiento. Sin embargo, los ciudadanos del estado pueden ir a la playa desde hace dos semanas, después de que su gobernador, Ron DeSantis autorizara el pasado 17 de abril la reapertura de aquellas que pudieran hacerlo"de forma segura" y tomando las medidas necesarias para evitar que se conviertan en focos de contagio.

El desconfinamiento ha pillado en pleno tour a 'La Muerte', y es que el abogado y activista Daniel Uhlfelder decidió recorrer las playas del estado desde el 1 de mayor para protestar porque considera que se abrieron "demasiado pronto" y para concienciar a los ciudadanos de que sigan quedándose en casa.

 

Uhlfelder es un conocido activista en Florida, en marzo demandó al gobernador para que cerrara las playas, aunque la petición fue desestimada en los tribunales, y tras ello pasó a exigirlo paseando por la arena vestido con un traje para manejar materiales peligrosos.

DeSantis fue uno de los gobernadores más reacios a decretar el cierre de las playas. De hecho, no dio la orden hasta el 1 de abril, tras presiones de varios sectores y después de que varios estados de país con menos casos y muertes lo hicieran.

Con su reapertura, y tras comprobar cómo la arena se llenaba de bañistas y paseantes,el abogado anunció su idea de recorrer las playas despertando un gran interés mediático. Así, en una de las muchas entrevistas que ha concedido, ha explicado que lo hace "para intentar explicar qué es prematuro reabrir nuestras playas. El peligro de que venga mucha gente a nuestra área y propague el virus, creo que prolongará el tiempo de recuperación que tenemos. Deberíamos tomar mejores medidas".

 

Sobre por qué se decidió a disfrazarse de 'La Muerte' o como es conocida en Estados Unidos, 'Grim Reaper', el abogado ha explicado a los medios que a su parecer la gente "no está pillando el mensaje", por lo que le dió vueltas a qué haría a los ciudadanos entender que "estamos haciendo esto prematuramente, y es una cuestión de vida o muerte. Hagamos una pausa" y consideró que "no hay nada "tan directo de símbolo de muerte que el Grim Reaper, y este virus mata a las personas con verdadera regularidad".

Con su protesta planea recaudar dinero para la campaña del candidato demócrata al Congreso Phil Ehr, e incluso ha creado una línea de 'merchandasing' sobre su tour. Uhlfelder

 

Pero su iniciativa no ha gustado a todo el mundo, y algunos bañistas llegaron a llamar a la policía. Sin embargo, ante las críticas de aquellos que consideran que las playas son un activo económico y deben seguir abiertas, el abogado ha asegurado: "me encantan nuestras playas y desearía poder ir a ellas, pero el progreso que estamos haciendo se verá disminuido con la reapertura rápida".

 

Hasta este fin de semana, Florida ha registrado cerca de 35.000 casos de coronavirus y más de 1.300 muertes. Desde este lunes podrán abrir todos los negocios del estado, menos bares, clubes nocturnos, cines, gimnasios y peluquerías o barberías.