Desembarcan otras cuatro personas del buque Open Arms, tres de ellos por razones médicas. Una evacuación que se suma a la de otras nueve personas que tuvieron que abandonar el barco por problemas psicológicos tras fondear en aguas italianas.

La organización ha pedido que se agilice el desembarco de las personas que permanecen en la embarcación cuando se cumplen 15 días de su rescate en el mar. "Todas estas personas necesitan ser desembarcadas con urgencia. Por humanidad", ha escrito la ONG.

 

El buque entró este jueves en aguas italianas y permanece fondeado frente a la isla de Lampedusa. Los gobiernos de España, Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo y Rumanía han contactado con las autoridades italianas para mostrarse "dispuestos" a acoger a los migrantes y refugiados que viajan a bordo del buque una vez hayan desembarcado en puerto.

Lo ha indicado el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en una carta abierta al ministro del Interior, Matteo Salvini, a quien ha criticado por su "enésima" deslealtad política.