El primer pulso invernal llega a España con un descenso generalizado de las temperaturas y las primeras precipitaciones en forma de nieve en los sistemas montañosos del país.

Esta caída de los termómetros se experimentará a partir del miércoles, aunque en el Cantábrico lo notarán ya desde este martes. Según la previsión de la AEMET, las temperaturas mínimas podrían descender hasta los -1 o 0 grados en algunas capitales de provincia como Burgos o Soria.

Además, prevén precipitaciones localmente fuertes en el litoral de Galicia, el Cantábrico, el área del estrecho el este de Cataluña y el norte de Baleares.

Por su parte, las cotas de nieve bajarán hasta los 900 - 1.300 metros y el jueves puede que copee en todos los sistemas de montaña de la Península. También podrían llegar las primeras nevadas copiosas a los Pirineos.

Hacia mitad de la semana predominarán vientos de componentes oeste y norte en la Península y Baleares, con intervalos de fuerte en litorales del Cantábrico, Alborán, Ampurdán y Menorca, con rachas fuertes al paso del frente y muy fuertes en el bajo Ebro.

Esta previsión llega tras días de fuertes lluvias. Las ciudades de Madrid, Cáceres y Ciudad Real han superado los récord de precipitaciones en un día. La estación del Retiro acumuló el viernes 67,7 litros por metro cuadrado en menos de 12 horas. En Cáceres el sábado se anotaron 56,5; mientras que en Ciudad Real este domingo cayeron 37,9 litros por metro cuadrado.

En cuatro días, coincidiendo con el puente de Todos los Santos, ha llovido más de lo que llueve en todo el año en capitales como Albacete, Alicante, Granada, Lérida, Melilla, Murcia, Salamanca, Teruel, Toledo, Zamora y Zaragoza.