España ha pasado de tener temperaturas récord para comenzar el año a un frío más propio del invierno. Sin embargo, las temperaturas volverán a subir en los próximos días, dando lugar a un clima más despejado.

De cara a este sábado mantendremos las temperaturas bajas, con nevadas en el Pirineo que irán a menos. Las nubes irán haciendo acto de presencia en Galicia y en el Cantábrico, donde también se mantienen los avisos naranjas por oleaje, pudiendo haber precipitaciones por la noche.

El domingo y el lunes tendremos una subida de las temperaturas, con dos borrascas en el norte que pueden dejar nuevas lluvias. Además, tendremos nubosidad en el centro peninsular y sol en la parte sur.

Para la próxima semana, se espera un tiempo estable, anticiclónico, con temperaturas suaves y cielos despejados.