La fuerte ola de calor que ha recorrido toda la península desde hace casi una semana y que ha provocado 360 muertes solo en España acabará oficialmente este lunes. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé para hoy, lunes, una bajada de temperaturas en el tercio oeste peninsular, aunque serán significativamente altas todavía en el resto de la península Ibérica y en Baleares.

El descenso en las máximas podrá ser notable en Galicia y Asturias, donde también podrán bajar las temperaturas nocturnas, según la Aemet. No obstante, todavía pasarán mucho calor este lunes en el País Vasco y Navarra, donde hay aviso rojo (que indica temperaturas extremas), también en Cantabria, donde podrán alcanzarse los 44 grados.

En el resto, habrá intervalos nubosos en aumento y con nubosidad de evolución diurna en el noroeste, con probables chubascos o tormentas en Galicia y Asturias, y algunos intervalos nubosos en el resto del Cantábrico, meseta norte, área del Estrecho, Melilla, norte de las islas Canarias.

En Pirineos y sistema Penibético se espera algo de nubosidad de evolución diurna y algún chubasco o tormenta, en general débil; mientras que no se descartan nieblas costeras en los litorales de Galicia y en el Cantábrico.

El viento podrá tener intervalos de fuerte en Canarias y en el litoral del Cantábrico oriental, donde soplará de dirección suroeste, mientras que en la zona de Levante y valle del Ebro soplará de componente este. En Canarias, alisio del noreste.

Descanso de 48 horas

No obstante, lo que está deseando oír toda España, en incluso Europa, pues las altísimas temperaturas han llegado hasta Francia y Reino Unido, es que al fin se acaba esta ola de calor. Tendremos un respiro de 48 horas para volver a temperaturas normales de esta época del año, pero, partir del viernes volverán a subir y podríamos volver a hablar de nueva ola de calor.

El martes bajarán en todo el norte, y el miércoles bajarán un poco más, también en el centro peninsular. Pero en el fin de semana, como puedes ver en el vídeo, tocaremos de nuevo los 40 grados. Así, mientras que en Madrid están previstas máximas de 35 grados para el martes, el sábado podrían llegar a 41 otra vez. En Córdoba, pasarán de 39 grados el martes a 44 el sábado; en Zaragoza ni siquiera tendrán descanso, pues tanto el martes, como el jueves o el sábado se alcanzarán los 40 grados.