Twitter ha denunciado al multimillonario Elon Musk en un tribunal especializado en disputas comerciales de Estados Unidos para forzarlo a comprar la empresa. Lo hace después de que el empresario, fundador y consejero delegado de Tesla, notificara su intención de romper el acuerdo.

La tecnológica ha interpuesto la demanda en el Tribunal de Cancillería de Delaware, tal y como amenazó cuando Musk indicó al regulador bursátil que quería cancelar la adquisición acordada en abril por unos 44.000 millones de dólares debido a un supuesto incumplimiento contractual.

Según la denuncia, Twitter acusa a Musk de "criticar a la empresa, alterar sus operaciones, destrozar el valor para los accionistas" y una "larga lista de brechas contractuales que han oscurecido" su negocio, y pide que se le fuerce a cumplir lo pactado.

"Musk aparentemente cree que él, a diferencia de cualquier otra parte sujeta a la ley de contratos de Delaware, es libre de cambiar de opinión, destrozar a la empresa, interrumpir sus operaciones, destruir el valor de los accionistas", ha dicho la compañía.

Las acciones de Twitter cayeron este lunes más del 7% después de que Musk confirmase su intención de rescindir el contrato de compra de la red social. La compañía ha acusado este martes al multimillonario de hacer que el precio de sus acciones se desplome.

Así las cosas, se prevé una larga batalla judicial para determinar si Twitter puede obligar a Musk a cerrar el trato y convertirse en su propietario, o al menos lograr que pague los 1.000 millones de dólares (987 millones de euros) establecidos como tarifa de ruptura en el acuerdo original, tal y como ha informado la cadena CNN.