Un grupo de trabajadores de electrolisis de la planta de Alcoa en San Cibrao, Galicia, han publicado una foto en la que aparecen desnudos y en la que lanzan un mensaje de ánimo a sus compañeros de trabajo por los duros momentos que atraviesan.

"Alcoa nos deja en pelotas, pero no tiramos la toalla", es el texto que acompaña la fotografía, en la que aparecen tapándose sus partes íntimas con un casco de trabajo, con una toalla a los hombros y alzando el puño en señal de resistencia.

Se trata de trabajadores que están afectados por el ERE que plantea la factoría y que incluye a 524 empleados y que animan a sus compañeros días antes de que el TSXG celebre una vista para sustanciar la petición de medidas cautelares para paralizar el expediente de regulación de empleo

Las centrales sindicales CIG, CCOO y UGT, junto al comité de empresa de la factoría de A Mariña, pretenden impedir con estas medidas cautelares que la multinacional inicie el proceso de parada de las cubas de electrólisis.

"Permitir que Alcoa comience con el apagado de las cubas supondría un daño irreversible en las capacidades productivas de la fábrica de San Cibrao y lastraría cualquier posible salida para garantizar lacontinuidad de los empleos y de la producción", advierten las organizaciones.

Por eso, "más allá de la decisión que adopte el alto tribunal gallego", ven "preciso una actuación firme, decidida e inmediata" por parte de las administraciones públicas, para "intervenir la fábrica y para apartar a la dirección de Alcoa de la toma de decisiones, teniendo en cuenta que ya confirmó su intención de ejecutar el ERE y desmantelar el complejo industrial".