Ir a la playa solo es todo un lujo, sobre todo a los que les encanta disfrutar de una buena lectura en la arena, desconectar del trabajo o incluso echarse una siesta ante la agradable brisa marina.

Aunque también tiene sus inconvenientes y es que el miedo al robo siempre está presente cuando llega el momento de darse un agradable baño: ¿Me robaran el móvil? ¿Y la cartera? ¿Dónde guardo mis cosas?

Aunque de momento no hay solución para todos los objetos, Lidl está arrasando en ventas con su nuevo accesorio para el móvil que permitirá que te lo lleves al agua sin miedo a que se pueda estropear.

Se trata de unas cápsulas transparentes e impermeables que se pueden sumergir hasta 10 metros de profundidad y cuyo cierre es totalmente hermético. Lo mejor de todo es que el teléfono puede seguir usándose.

Además de ello, incluye una cinta ajustable para poder llevarlo cómodamente a cualquier sitio sin perderlo de vista y está disponible en cuatro colores diferentes: azul, gris, rosa y negro.

Otro de los beneficios de este accesorio es su precio y es que está a la venta por solo 3,99 euros. El accesorio está disponible tanto en su tienda online como en sus supermercados.