Ximo Puig anuncia una reforma fiscal "progresiva" que, asegura, va dirigida a todos los valencianos "que cobran menos de 60.000 euros", por lo que "beneficiará de forma directa a 1.344.000 contribuyentes", el 97,4% del total.

Una batería de medidas fiscales que el presidente de la Comunitat Valenciana ha avanzado este martes ante Les Corts que incluyen un aumento de todas las deducciones fiscales y de la cuantía exenta de tributación, una nueva tarifa autonómica del IRPF y una deducción fiscal para las hipotecas.

Medidas que, según ha adelantado, tendrán efecto retroactivo desde el 1 de enero, por lo que ya serán de aplicación en la renta 2022.

Ampliación de todas las deducciones

En concreto, Puig ha anunciado que todas las deducciones aumentan un 10% y ha citado como ejemplo las deducciones por hijo, por arrendamiento de vivienda, por familia numerosa o monoparental, por conciliación del trabajo con vida la vida familiar o por gastos de guardería o colegio en hijos menores de dos años.

Según ha incidido, además de aumentar la cuantía de las deducciones, también podrán acogerse más personas a ellas, al pasar de 25.000 a 30.000 euros las rentas que pueden beneficiarse.

Aumento de la cuantía exenta de tributación

Por otra parte, Puig ha detallado que aumenta en un 10% la cuantía exenta de tributación a todos los ciudadanos, "el máximo que permite la norma". No obstante, ha incidido, aquellos que superen los 60.000 euros de ingresos anuales "mantendrán su esfuerzo fiscal en el conjunto de la reforma".

Nueva tarifa del IRPF

Por otra parte, el dirigente socialista ha anunciado una nueva tarifa autonómica del IRPF para este ejercicio fiscal, con "nuevos tramos adaptados a la situación actual". Así, ha detallado, las rentas de 10.000 euros se ahorrarán un 21%, las de 20.000, un 7,3%; y las de 30.000, un 2,2%, mientras que las rentas superiores a 60.000 euros mantendrán su esfuerzo tributario.

Deducción por hipoteca

Asimismo, Puig ha adelantado una deducción fiscal de 100 euros para las hipotecas, dirigida a las rentas individuales de hasta 30.000 euros y de 47.000 euros en el caso de la tributación conjunta.

Una reforma contrapuesta a las medidas del PP

Unas medidas que el presidente valenciano ha querido contraponer al "populismo fiscal", en alusión a las rebajas de impuestos anunciadas recientemente desde varias comunidades autónomas gobernadas por el PP, insistiendo en el carácter progresivo de su reforma y en que "beneficiará a la mayoría social".

Ello, después de que Juanma Moreno anunciara la semana pasada la bonificación total del impuesto sobre el patrimonio -una medida que beneficia a apenas 20.000 andaluces de renta alta- y de que Galicia avanzara que subirá al 50% la bonificación de este mismo tributo, en línea con la política de rebajas fiscales que ya vienen aplicando la Comunidad de Madrid o la Región de Murcia y que ha causado nuevos choques entre el Gobierno central y el principal partido de la oposición.