La Fiscalía ha solicitado tres años de prisión para Borja Thyssen y para su mujer, Blanca Cuesta, por presuntamente defraudar 336.417 euros a la Hacienda Pública. Además, también se solicita un multa de un millón de euros por este hecho.

En concreto, el representante del Ministerio Público les acusa de haber defraudado a las arcas públicas un total de 336.417,89 euros correspondientes al ejercicio fiscal de 2010.

En su escrito de acusación la Fiscalía Provincial de Madrid solicita además que paguen una multa de un millón de euros cada uno por un delito contra la hacienda pública.

Relata que el 26 de febrero de 2010 tuvo lugar la venta de las participaciones de Cas Capetó S.L. por Borja Thyssen (titular del 50 por ciento), Blanca Cuesta (40 por ciento) y la sociedad Caribean Breeze S.L. (10 por ciento) a las holandesas Princess Four BV, Hermosa Beach Holding BV y Martínez Invesments B.V.

La Fiscalía explica que el activo de Cas Capetó S.L. estaba constituido fundamentalmente por una casa en Ibiza, que carecía de personal contratado y sin actividad económica alguna, y que el precio total abonado por dicha operación ascendió a 9.700.000 euros, que fueron ingresados en la cuenta bancaria de la que era titular Borja Thyssen-Bornemisza.

El Ministerio Público explica que ambos acusados presentaron la declaración del impuesto de la renta correspondiente al ejercicio 2010 en su modalidad de tributación conjunta. Agrega que en la misma declararon una ganancia patrimonial de 2.206.527 euros por la venta de las participaciones de Cas Capetó S.L. cuando la ganancia real ascendió a 3.792.564 euros, por lo que "ocultaron a la Hacienda Pública la cantidad de 1.586.037 euros".

Según la Fiscalía la ganancia patrimonial que los acusados ocultaron procede también de la venta de participaciones realizada a través de Caribean Breeze S.L., que en realidad se trata de una "operación simulada".

Señala que esta "sociedad inactiva" fue interpuesta por los acusados en el momento de la adquisición de las participaciones sociales de Cas Capetó S.L. llevada a cabo en virtud de escritura pública de fecha 14 de diciembre de 2005, simulando la adquisición del 10% de las participaciones de esta última empresa por Caribean Breeze S.L.

"Así mientras Borja Thyssen adquirió formalmente solo un 50 % de las mismas Blanca Cuesta se hizo con un 40%", concreta la Fiscalía. El fiscal recalca que "la adquisición de las participaciones sociales de Cas Capetó de este modo constituyó un negocio jurídico simulado, siendo el verdadero negocio querido por las partes la adquisición por Borja Thyssen del 57% de esta mercantil y por parte de Blanca Cuesta el 43% restante".

Insiste en que ninguno de los dos acusados lo tributó en su declaración de la renta del ejercicio 2010 "guiados por un ánimo de obtener un beneficio fiscal ilícito".

El fiscal subraya que Borja Thyssen realizó transferencia a Cas Capetó pero a continuación recibió una serie de bienes y servicios que deberían haber tributado como retribución en especie, "cosa que no hizo".