El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado convencido de que esta semana el Ejecutivo alcanzará un acuerdo con el sector del transporte para amortiguar el alza del precio de los carburantes, sobre todo el gasoil.

De esta forma lo ha anunciado Sánchez en el pleno del Congreso tras responder a la pregunta de la portavoz del PP, Cuca Gamarra, que le ha reprochado la parálisis del Ejecutivo ante las diferentes huelgas que se registran en el país, como el paro de los transportistas que está provocando desabastecimientos y cierre de empresas.

"Vamos a llegar a un acuerdo esta semana, estoy convencido, con el sector del transporte para amortiguar muchas de las consecuencias del alza de los precios de la gasolina y del gasoil, y para, entre todos, hacer un gran plan que dé respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania para aprobarlo el 29 de marzo", ha puntualizado.

Precisamente esta mañana se ha conocido que la reunión del Gobierno con el sector del transporte prevista para el viernes se adelanta a este jueves. En ella se concretarán medidas para poner fin a los paros y se detallará cómo será la aplicación de la bonificación de 500 millones de euros al gasoil

Según han informado fuentes del Ministerio de Economía a laSexta, el Ejecutivo tiene la intención de llegar a un acuerdo con el sector y apuntan que "no se van a levantar hasta que no haya un acuerdo".

Sánchez ha incidido en el Congreso en que el Ejecutivo está construyendo un acuerdo de país con los agentes sociales y con los grupos parlamentarios. El presidente ha llegado ha repetir que el acuerdo llegará esta semana hasta entres ocasiones, en sendas respuestas a los portavoces de ERC y Más País.

"Llegaremos a un acuerdo con el sector de transportes, con todos los sectores afectados por este alza que no hemos provocado nosotros, sino Putin, y espero contar con su apoyo", ha señalado en respuesta a Rufián.

El portavoz de ERC ha aprovechado la pregunta para pedir una reflexión a la izquierda en general y preguntarse si los diputados de este ámbito político no están hartos de decir que viene la ultraderecha mientras el líder de Vox, Santiago Abascal, "se pasea por manifestaciones de la clase trabajadora".

"¿Saben por qué pasa esto? Porque a la izquierda no nos entiende nadie. No nos sabemos explicar y hablamos de temas que no le interesan a nadie", ha añadido.

Ante esa intervención, Sánchez ha reprochado a Rufián que su discurso es el que alimenta a la ultraderecha porque no reconoce lo que está haciendo el Gobierno.