A finales de noviembre se conocerá el último dato de inflación que, entre otras cuestiones, será clave para las pensiones contributivas, no contributivas y de Clases Pasivas. El Índice de Precios al Consumo (IPC) medio entre diciembre y noviembre determina la revalorización a aplicar a estas prestaciones el siguiente año. El Gobierno calcula que la media del IPC será del 8,5%.

Los trabajadores próximos a la jubilación están atentos a este dato porque la inflación desbocada podría compensar la penalización que aplica la Seguridad Social para las jubilaciones anticipadas forzosas, disponibles hasta dos años antes de la edad legal. ¿Podría la situación actual provocar un efecto llamada? ¿Merece realmente la pena asumir la sanción con la revalorización?

¿Quieres saber más? Es 1 min.

¿Qué se está diciendo? Desde el Gobierno trabajan con una revalorización de las pensiones próxima al 8,5%.

  • El ministro ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha confirmado este lunes que "la inflación media no va a separarse mucho del 8,5%, décima arriba, décima abajo".

¿Por qué es importante? La revalorización que anticipa el Gobierno podría hacer sombra a las sanciones por jubilación anticipada voluntaria.

  • La penalización por jubilarse antes varían entre un 2,8% y hasta un 21% cada mes según el periodo que se adelanta la jubilación y los años cotizados.

Lee entre líneas. La sanción por jubilarse hasta 19 meses antes de la edad legal supone un coste inferior al de la revalorización prevista.

  • Por ejemplo, un trabajador que decide jubilarse con 64 años y 9 meses (17 meses antes) asumirá una pensión un 7% inferior que la que le correspondería a su edad legal.
  • Mónica García, departamento legal de MLT Asesores, confirma que "habrá un colectivo que sería interesante que lo mirara, ya que las jubilaciones anticipadas de hasta 17 o 19 meses podrían tener un beneficio".
  • No obstante, cada caso habría que analizarlo por separado. Carlos Bravo, secretario de Políticas Públicas de CCOO, cree que cada persona debe mirar su caso concreto "porque depende mucho de su carrera".

¿Cómo me afecta? Quienes puedan beneficiarse de la situación actual deben tener en cuenta que la jubilación tiene que haber sido solicitada antes del 31 de diciembre.

  • García explica que "a partir de enero se revisaran las pensiones del año anterior, por lo que tiene que estar solicitada antes". Aunque la resolución se produzca más tarde, su efecto es retroactivo.

El contexto. El objetivo de las penalizaciones al retiro anticipado es retrasar la edad a la que la gente se jubila, que es inferior a la edad legal.

  • Actualmente un trabajador puede jubilarse de manera ordinaria a los 66 años y 2 meses. Sin embargo, hasta el mes de septiembre la edad media de retiro es de 64,8 años.
  • Esta diferencia se debe a las modalidades de retiro anticipado. En lo que llevamos de año representan el 19,44% del total.
  • En los últimos años ha ido creciendo, pero sin grandes avances. En 2013, la edad media de jubilación fue de 64,4 años.

La otra cara. La política actual busca reducir al máximo la diferencia hasta igualarla. Para ello, existen incentivos para los trabajadores que decidan continuar en activo más años.

  • La jubilación demorada 'premia' con un 4% adicional por cada año completo retrasado.
  • Las altas de jubilación tardía ya representaron el 5,5% del total en el primer semestre de 2022.